Cuando no sorprende

09

12 2016

Javier J. Díaz. Cuando no sorprende nada y aburre todo. Ese es el verdadero espíritu de El Hormiguero, que ha acabado siendo una caricatura de sí mismo, modelado por el propio éxito de su formato y perdido en lo opuesto a la originalidad y la naturalidad.El programa de Pablo Motos no para de explotar fórmulas copiadas de formatos de otros países que supusieron el éxito. Lo último, son los falsos enfados de sus entrevistados. Lo dicho, un hormiguero de la naturalidad. La pregunta debe ser si cuando tienes un programa como ese no tienes mejor contenido que fingir enfados de tus invitados para llenar 15 minutos y conseguir audiencia y que se hable de tu espacio los días posteriores en los medios.  Belén Rueda y Ricardo Darín el pasado junio, Antonio Resines esta misma semana… ¿Quién será el próximo? ¿La propia Pilar Rubio? Seguro que nadie se lo espera. En cualquier caso, la responsabilidad no es del propio programa, ni de la cadena, ni del equipo, sino de esa audiencia fiel que exige tan poco, cada vez menos, y que desea, visto lo visto, que la traten como ingenuo. Al parecer le gusta. Y mucho.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.