Adulterio TV

Javier J. Díaz. Dkiss empieza fuerte en 2017. En una época en la que los televidentes son tan infieles dentro como fuera de la televisión, los denominados ‘docurealities’ se abren paso en las parrillas, viviendo así una edad de oro en cuanto a la temática de las infidelidades. Si la semana pasaba recomendábamos ver Crímenes pasionales para estar advertidos de lo que puede pasar si alguien se casa con un/una psicópata, hoy seguimos en casi la misma línea recomendando el estreno del pasado lunes en DKiss: Alta infidelidad. Esta producción italiana reconstruye casos reales de adulterio para explicarlos desde tres perspectivas que no tienen desperdicio alguno: el que engaña (conocido popularmente como infiel), el engañado (la pareja y normalmente la víctima) o el cómplice (el habitual amante, tercero en cuestión). En pocas palabras, un arriesgado análisis de la televisión como herramienta didáctica, explicando las consecuencias de cometer adulterio en el siglo del poliamor. Pero el espacio de DKiss va más allá y no se queda solo en los hechos, sino que ahonda en las consecuencias posteriores del propio relato, indagando en si hubo perdón y reconciliación feliz o castigo eterno salpicado de venganza.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

01 2017

La publicación de comentarios está cerrada.