Un detective con alzacuellos

Urko Urbieta. La fotogénica campiña inglesa y un cura, que podría pasar por modelo de Calvin Klein, con un olfato único para resolver asesinatos. Estos son los sencillos, pero efectivos ingredientes de Grantchester, serie inglesa de enorme éxito en su país, que ha comenzado a emitir Paramount Channel –aunque Movistar + ya ofreció el año pasado sus dos primeras temporadas–. Ambientada en 1953 en Grantchester, un pequeño pueblo cerca de Cambridge, sigue a Sidney Chambers (el actor James Norton interpretando el polo opuesto de su despreciable personaje en Happy Valley), un excombatiente de la II Guerra Mundial y atípico pastor anglicano empeñado en descubrir la verdad oculta tras diferentes sucesos que amenazan a sus feligreses. La serie es una partida al Cluedo que conjuga muy bien en los 45 minutos que dura cada episodio el procedimental detectivesco –chupito en casa si se adivina el asesino–. Y, sin duda, destaca por la química que mantiene con el resto de personajes a su alrededor: desde el gruñón inspector de policía al que saca de quicio, su sarcástica, y robaescenas, ama de llaves, así como la relación, casi romántica, con su primer amor. En resumen, Grantchester es un efectivo cruce entre Sherlock Holmes y Angela Lansbury. Disfruten.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

01 2017

La publicación de comentarios está cerrada.