Las cosas del directo…

Urko Urbieta. Ayer no se hablaba de otra cosa, ni en los bares, ni a la hora de la comida, ni, por supuesto, en redes sociales. La pifia histórica de los Oscar nos dejó a la ganadora más efímera de la historia, la pobre La la land, y al equipo de la auténtica vencedora, Moonlight, que no podía creerse que el premio gordo era suyo. ¿Los Oscar han dejado de ser uno de los mayores espectáculos televisivos del año con este error? Sería pasarse. Además, el equívoco debe haber logrado un interés aún mayor por esta edición de los premios de la Academia de Hollywood. Tampoco debemos huir de la comparación de los Oscar con nuestros humildes Goya. No tenemos el presupuesto suficiente ni la ubicación adecuada para lograr algo así. Pero al menos sí nos adelantamos a los Oscar en esto de las pifias: en la edición de 2013, la pobre Adriana Ugarte concedió el Goya a la Mejor Canción Original a Los niños salvajes, en lugar de a la verdadera ganadora, Blancanieves. El bochorno todavía le dura. Olvidemos el error de los tarjetones y ese In memoriam en el que insertaron la imagen de la muy viva productora Jan Chapman, en lugar de la fallecida diseñadora de vestuario Janet Patterson. Las cosas del directo y tal… Mejor nos quedamos con el excelente número apertura a cargo de Justin Timberlake y el monólogo inicial de Jimmy Kimmel, presentador de la gala. ¡Aprende Dani Rovira!

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

28

02 2017

La publicación de comentarios está cerrada.