Parece mentira

03

02 2017

Javier J. Díaz. En la televisión, a veces todo parece mentira. Para que cada persona pueda extraer sus propias conclusiones es muy recomendable pasarse un día entero viendo los docurealities de DKiss o Mega, cadenas hechas para el entretenimiento a cualquier precio. Mega programa en su parrilla (cinco y seis veces seguidas si es necesario) el espacio Restaurante Indiscreto. Este espacio propone descubrir a dueños de negocios de restauración las razones por las que su restaurante está fallando. Y lo hace de un modo curioso: infiltrando a un equipo de personas dentro de él mientras ‘forran’ de cámaras-espía todo el local. El bucle es siempre el mismo: un señor con problemas en su negocio y dudas sobre sus empleados (el restaurador) pide ayuda a otro señor con bigote (el conductor), que acepta encantado. A continuación, infiltra a su equipo y le muestra en directo lo que está pasando, desenmascarando así a los empleados (o actores). El problema es que a veces los empleados son tan descarados y poco discretos que solo les falta mirar a la cámara oculta y guiñar un ojo cuando se meten dinero en el bolsillo delante de todos. El caso es que roban escandalosamente y el dueño nunca se huele nada, por lo que el drama está servido al final de cada capítulo cuando los pescan con las manos en la masa. Todo tan forzado que parece mentira.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.