De Cursach a Bauzá

Emili Gené. Bingo. Casi línea: dos de tres. Faltó Balti, presente igualmente en el entreacto informativo como protagonista de la tontería parlamentaria de la legislatura. Ya se sabe: no hay inquisidor más ferviente que el converso. Antes y después, dos pesos pesados del pugilato local. El testigo protegido del caso Cursach, que confirmó todo lo que ya había ido largando en la prensa. No aportó casi nada pero los espectadores pudieron verle y escucharle, poner cara, voz y gesto a este empresario que casi se disculpaba de haber puesto en marcha un proceso del que insistió en exculpar a su jefe, para cargar el muerto a Tolo Sbert: tiren de este hilo para encontrar la madeja de la corrupción policial. Contra todo tipo de corrupción y veleidades nacionalistas (la española al margen) se manifestó un Bauzá más sonriente que nunca. Cada respuesta se cerraba con una sonrisa  que despedía amor fraternal: no guarda rencor al guarda forestal con el que desató incendios políticos. Ni una entrevista ni otra revelaron secretos, más bien los encubrieron. La noche no confunde por igual, tampoco el exilio en Madrid. Pero IB3 nos acercó la actualidad y le puso formato televisivo. Ahora, que hablen las urnas y los tribunales.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

20

03 2017

Tu comentario