‘iFamily’ huele a naftalina

Urko Urbieta. Un empresario corrupto en coma simulado, un hermano golfo, cuatro hijos de diferentes edades, un abogado sin escrúpulos, una chica para todo que trabaja en casa, una asistenta social de armas tomar y un amigo de dudosa moralidad que interpreta Antonio Resines haciendo lo que sabe hacer… de Antonio Resines. Estos son los protagonistas de iFamily, la nueva ‘comedia familiar’ de La 1, que pinchó el martes en su estreno con menos de dos dígitos y, de paso, quedó sentenciada en redes sociales. La historia sigue a Luis (Antonio Garrido), que se inventa un coma para no cumplir 12 años de prisión, y al bala perdida de su hermano, Kike (Raúl Fernández), que se tendrá que encargar a la fuerza de sus cuatro sobrinos para huir de unos rusos a los que debe dinero. Semejante ‘prodigio’ de idea corre a cargo de Juan Alexander, uno de los responsables de Ana y los 7. Sobran las palabras. Si suman el ‘maldito’ espíritu de Los Serrano, Ana y los 7, Truhanes y Aquí paz y después gloria da como resultado iFamily. Esta ficción no solo es mala, sino que huele a naftalina y está dirigida, escrita e interpretada con una desgana vergonzosa. ¿Les digo algo peor? Llega a hacer aceptable Reinas, ese engendro histórico perpetrado por José Luis Moreno. Huyan. El que avisa no es traidor.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

09

03 2017

La publicación de comentarios está cerrada.