Ladrones de guante blanco

Urko Urbieta. El estreno de la segunda temporada de The Catch –el viernes en Movistar + – dejó claro que la última serie con el sello de la productora Shonda Rhimes (Scandal, Anatomía de Grey, Cómo defender a un asesino) sigue las pautas de la primera tanda de episodios: robos de alto nivel, gente guapa y forrada, modelazos, cliffhangers de manual al final de casi cada capítulo y la consabida tensión sexual no resuelta entre sus protagonistas para animar el cotarro. Si uno acepta el juego propuesto, está ante una serie muy disfrutable. La segunda temporada transcurre un año después del final de la primera. Benjamin (Peter Krause) cumple condena en prisión, tras asumir todos los cargos contra Alice (Mireille Enos). Pero el FBI entra en escena para ofrecerle su libertad, a cambio de que trabaje para ellos como infiltrado entre criminales con su perfil. Nada nuevo bajo el sol. Los guionistas podrían haberse inventando una trama menos manida que esta. Aseguran sus creadores que esta nueva tanda de episodios apostará en firme por la relación amorosa de los protagonistas. Veremos qué tal. La serie no es ninguna maravilla, pero se deja ver. Y eso es mucho decir últimamente.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

13

03 2017

La publicación de comentarios está cerrada.