Gran Hermano Chef

Gemma Marchena. Este año he decidido que voy a ser una persona madura y no voy a caer en las redes de los programadores que me plantan Top Chef 4 a las once de la noche. Especialmente cuando acabamos de vivir un cambio de hora que mis biorritmos están padeciendo. Así que no voy a ver Top Chef. No he visto ni el primero ni el segundo programa. Ni me he interesado en las redes sociales, ni he leído nada. Pero ay… He aquí que esta semana lo puse: Sólo cinco minutos. Ja. He aquí que cinco cocineros expulsados, entre ellos la ‘mallorquina’ Melissa, tienen que cocinar un plato que luego los supervivientes del concurso deben catar a ciegas para elegir al que entra de nuevo. Lo que yo no sabía es que el programa es como Gran Hermano pero con cuchillos. Yo empezaría a retirarlos vistos los modales que se gastan. Al final entra Melissa, para alborozo de su amiga Rakel, para destrozo psicológico de los que están dentro. En un principio parecía algo así como un acto de empoderamiento femenino, mientras Rakel grita: «Nunca más me vais a hacer sentir pequeña». Luego resulta que se las conoce como el Eje del Mal y ya han echado al mejor cocinero de la edición. Juro que no volveré a ver Top Chef hasta la semana que viene.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

03

04 2017

La publicación de comentarios está cerrada.