Al servicio de Luisa Martín

Urko Urbieta. Servir y proteger, el nuevo serial de La 1, tiene todos los males habituales de las ficciones creadas para ser emitidas diariamente: secuencias que se alargan en exceso, tramas que no van a ninguna parte, ese punto de encuentro tópico que es la cafetería, así como una realización algo plana, con secuencias de acción que, claramente, deberían haberse vuelto a rodar, pero que el tiempo de rodaje no permite. Y, por supuesto, también cuenta con una arma secreta, con nombre y apellido, que la hace superior a otros seriales con el mismo ADN: Luisa Martín. Esta veterana actriz, recordada por su personaje de Juani en Médico de familia, aunque haya ofrecido papeles bastante más lucidos y premiados durante estos años, es el principal atractivo de la serie. Su personaje de la inspectora jefe Claudia Miralles es el alma de la ficción. Lástima que esta producción, que sigue el día a día en una comisaría de barrio problemática, no esté a la altura de su excelente protagonista, así como de un reparto sorprendentemente compensado; a excepción de Juan José Ballesta, recordado por su papel de niño maltratado en El Bola (2000), que le valió un Goya de chichinabo al mejor actor revelación. Al menos podría haber aprendido a vocalizar durante estos años. Su dicción hace que me sangren los oídos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

14

05 2017

Tu comentario