‘Namasté eurodrama’

Javier J. Díaz. Mañana podremos asistir al enésimo ‘eurodrama’ español en el Festival de Eurovisión, con una de esas actuaciones negativas que se recuerdan durante años. Nuestro representante patrio, Manel Navarro, tiene todas las papeletas para ser la Remedios Amaya o la Lydia del siglo XXI y cerrar la noche haciendo el ridículo en las votaciones. Propuesta musicalmente muy ingenua, carente de carisma, personalidad e incapaz de aportar algo diferente, no ha gustado en general a nadie. Último en las apuestas hasta hace bien poco, solo puntos regalados por Portugal, Rumanía o países con muchas adolescentes con móvil podrían salvar a este chico de la quema. Del resto de festival, Italia, que hace años que ronda la victoria, es la gran favorita se mire por donde se mire con un tema enérgico, entretenido y pegadizo. Otra cosa es que luego gane. Pero sin Rusia, y con Suecia hinchada a victorias, parece que puede ser el año de un Big Five. Para ello tendrá que destronar al otro gran favorito, Portugal. El cantante melancólico luso podría ser la sorpresa que ya fueron Conchita Wurst y Jamala el año pasado. Pero eso sería soñar con unas votaciones muy locas. Incluso Bulgaria y Armenia podrían canalizar la ausencia de Rusia y ganar también por primera vez.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

12

05 2017

1 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. manumenorca #
    1

    … el representante español se ha tatuado la palabra música en cirílico por lo del festival… además de llevar una mano de fátima, amuleto supersticioso típico de confesiones religiosas, por aquello de solicitar protección mística a los dioses para uno en detrimento de los demás que son iguales en el concurso… patético todo, con eso está dicho lo que tenía que decir…