Perdónales, señor…

Urko Urbieta. Telecinco no sabe lo que hace emitiendo ese inenarrable desastre que es Perdóname, señor. ¿Cómo puede la cadena ganarse nuestro respeto con la encomiable Sé quién eres y en cuestión de semanas estrenar semejante bodrio? Ay, siempre dándonos una de cal y otra de arena. Esta miniserie, al menos solo contará con ocho episodios, cuenta la historia de una monja (Paz Vega) que regresa a su pueblo natal, Barbate (Cádiz), para poner en orden asuntos que nunca ha podido dejar atrás. Lo más sorprendente es que se desvele tan rápido el supuesto gran giro de la serie, es decir, que su sobrino (un Jesús Castro que vuelve a demostrar que es tan sumamente atractivo como mal ‘actor’) es en realidad el hijo que tuvo de adolescente con su amor de juventud (Stany Coppet repitiendo su papel en El Príncipe), el mafioso del pueblo. Ahora ya no sé qué más pretenden contar. Me gustaría decirles puntos positivos de la ficción, pero es que no hay ninguno. Los diálogos dan vergüenza ajena, la secuencia inicial resulta ridícula de lo mal dirigida que está y el reparto, plagado de gente guapa, funcionaría a la perfección en un catálogo de moda o en una representación escolar, no dando la réplica en una producción que pretende ser seria. Servidor llega a ser de Barbate y ya está poniendo una querella a Mediaset.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

05 2017

La publicación de comentarios está cerrada.