Un ejemplo

Gemma Marchena. Resulta difícil hallar un ejemplo digno del tratamiento de los casos de la España más negra. Pero haberlo, haylo. El documental ‘Lo que la verdad esconde: Caso Asunta’ ha sabido escarbar entre la inmundicia que rodeó el asesinato de la niña gallega, allá por 2013. Ya saben: una estupenda cría de trece años, adoptada por un matrimonio ejemplar, que apareció muerta en un bosque y supuso la condena de sus padres. A partir de ahí, una carrera desaforada de la prensa, ávida de los más sucios detalles, que en algunas ocasiones enturbió la investigación. Pero he aquí que pasado el tiempo, Bambú Producciones se ha atrevido a hacer un documental, dividido en tres capítulos, donde los mismos testigos y personas relacionadas con el caso dan su punto de vista, alejado en el tiempo, con más frialdad. El tratamiento de los datos es limpio, aséptico, son las pruebas las que se presentan a si mismas sin una voz en off que incline al espectador a un lado u otro. Se palpa la frustración de aquellos que investigaron el asesinato, la tristeza y el dolor después de tanto tiempo en un crimen inexplicable. Y las tremendas grabaciones de los padres en la celda. «Calma. Cal-ma», decía el padre. Después de todos estos años, muchas dudas quedan en el aire pero coincide una certeza: muchos lamentamos la ausencia de Asunta.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

30

05 2017

Tu comentario