Publicidad creativa

Alfons Martí. Hace años los anuncios originales y musicados, eran como la canción del verano. Hoy conviven con los que son repetitivos y estereotipados. Estos no buscan vender con mensajes creativos que han nacido del genio de alguien sino que retratan a tipos de gente de modo uniforme, crudo y humillante, como cuando se fabrica el prototipo de novio estúpido y patán o el niño tonto y caprichoso que solo puede ser aplacado con el producto. La moda narcisista trae anuncios con el mensaje de ofrecer productos para deslumbrar y seducir al entorno. No necesitan ingenio, son uniformes y contrastan con los que siguen alimentándose de creatividad, como uno divulgado a nivel internacional donde se ve a Neymar intentándose afeitar con un producto ajeno al anunciado. Resultado: al jugador le crece una barba de Crusoe. El mensaje es divertido porque te dicen que si no compras el producto serás un Robinson Crusoe, algo gerado e imposible. En cambio, los anuncios estereotipados solo te mandan el mensaje: si no compras no serás importante ni limpio ni mandarás. Autoritarios y aburridos. Pero aún podemos escoger.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

29

06 2017

Tu comentario