Rafa

Emili Genè Vila. No nos lo han puesto fácil las teles. En principio, las primeras rondas de Roland Garros servidas por Eurosport nos llegaban sin problemas y podíamos ver los partidos de Nadal. Hasta que llegó el de cuartos y Rafa desapareció de las plataformas digitales que incluyen Eurosport en su parrilla. Y es que Eurosport tiene dos canales, además de la app Eurosport Player, y el enfrentamiento entre el manacorí y Pablo Carreño se retransmitieron a través de Eurosport 2, un canal que algunas plataformas (por ejemplo, Orange) no tienen. Pero ganó, aunque fuese por abandono del rival, y ahí las cosas se normalizaron. Mediaset se hizo cargo de las dos últimas rondas. En abierto. Primero fue en Cuatro el viernes y ayer domingo pudimos ver la final en Telecinco. Anomalías de la política catódica a las que llevamos demasiado tiempo acostumbrados. Todo el lío valió la pena porque el partido contra Wawrinka fue espectacular. Me quedo con dos imágenes: la del suizo mordiendo la bola en señal de impotencia y la del mallorquín recibiendo el homenaje con naturalidad, con una madurez que contrastaba con la euforia exhibida en muchas de los nueve trofeos anteriores. Definitivamente el chico se ha vuelto mayor, renacimiento por medio.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

12

06 2017

Tu comentario