A ‘MasterChef’ se le ha visto el plumero

Urko Urbieta. Decepcionante. No hay otro adjetivo para MasterChef. Si la temporada ha sido poco inspirada y la mayor parte de los concursantes, unos ineptos; la final solo ha conseguido coronar esta quinta edición como la peor de todas. No hay duda: ante la auténtica falta de talento gastronómico, han tirado de ‘personajes’, favoritismos y una final donde el tongo se olía a leguas. Ya resultaba surrealista aguantar en la semifinal a una inepta como Miri, la instagramer que no sabía cocinar un huevo pero te hablaba de recetas healthy. Pero peor ha sido ver cómo el tonto de la edición, Nathan, ha resultado subcampeón. Además de ser yerno de un famoso chef chino afincado en Barcelona, ¿en qué ha brillado este pelele? En nada. MasterChef nunca ha brillado por su limpieza. Durante las cuatro ediciones anteriores siempre se ha dejado ver la asombrosa predilección por algunos concursantes, pero lo de este año ha sido de vergüenza. ¿Jorge es el justo ganador? Solo diré que otros vencedores como Juan Manuel, Vicky y Carlos se lo comerían con patatas. Ahí lo dejo.

 

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

03

07 2017

Tu comentario