Paz Vega, la monja ye-ye

Urko Urbieta. A la chita callando, Perdóname, señor ha obtenido un excelente rendimiento en Telecinco. Y la verdad es que no resulta extraño. Hay que alabar la jugada maestra que ha realizado Mediaset: ha metido en una coctelera el mundo de la droga y la mafia que tan bien le funcionó en El Príncipe, así como un par de historias de amor imposibles, aliñadas con actores/modelos extremadamente guapos y malos intérpretes y una actriz con cierto nombre como Paz Vega como estrella y mártir de la función. Voilá. Bienvenido otro éxito de audiencia. La miniserie tiene pocos méritos. La dirección se venía abajo, por la falta de presupuesto, supongo, cuando había escenas de persecución y tiros; los diálogos daban un poco de vergüenza ajena y las tramas iban encaminadas a llamar la atención de los fans de la mencionada El Príncipe; mientras que la dirección de actores brillaba por su ausencia. A la que le ha venido de perlas el éxito de la ficción es a Paz Vega. A pesar de ser una actriz muy limitada, ha salido fortalecida del reto. Normal, sus compañeros de reparto son lamentables.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

23

07 2017

Tu comentario