San Fermín, no, gracias

Iris Luque. Mañana empiezan los Sanfermines. Recuerdo que el Chupinazo significaba, junto con la llegada del Grand Prix, la confirmación más absoluta de la llegada del verano. A pesar de todos mis buenos recuerdos, reconozco que donde antes veía a hombres valientes poniéndose delante de los toros, hoy sólo puedo ver a varios animales asustados y huyendo del jaleo, sin saber que la plaza donde comienzan a respirar será su matadero. A los que no somos demasiado fans de la tauromaquia, nos tocará aguantar durante una larga semana los encierros matutinos y las corridas vespertinas inundándolo todo. Telediarios, programas de zapping, magacines, periódicos y boletines radiofónicos. Los San Fermines están por todo, y si no te gustan, pues te aguantas, que sólo es una semana. Desde hace un par de años se ha levantado la voz del pueblo que pide más civismo en las fiestas, refiriéndose siempre a las agresiones sexuales. Pero, ¿se puede pedir civismo a miles de personas que disfrutan viendo sufrir a toros? Lo dudo.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

06

07 2017

Tu comentario