Mentes cerradas

22

08 2017

NEUS AGUILÓ. Los atentados terroristas en Barcelona han provocado que algunos den rienda suelta al racismo. La barbarie de La Rambla ha sido el pretexto. Tanto en las redes como en la televisión han fluido voces que responsabilizan a todos los musulmanes de la masacre o que piden la expulsión del país de todos los que profesan el islam. Muchos han replicado que las generalizaciones son odiosas y que los terroristas no representan al mundo islámico. Pero a las mentes cerradas que tienen la boca abierta no les convence este argumento y piden que se vayan todos, porque es imposible distinguir al bueno del malo. Por esta regla de tres, ¿deberían irse de España todos los hombres, españoles también, puesto que la violencia de género es casi al cien por cien causada por varones? Programas como Espejo Público, La Sexta Noche o El objetivo han dado cabida a representantes de asociaciones islámicas para conocer su punto de vista, que es de rechazo a la violencia y al terror. También hemos visto a personas de credo musulmán manifestarse en las calles en contra de los atentados. ¿Servirán estos gestos para abrir mentes?

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

2 Agregá los tuyos ↓

El comentario superior es el más reciente

  1. rachid #
    1

    hola,

    soy musulmán y vivo en España desde 1990, lo que hace de este país, MI HOGAR, en todos los aspectos, sin mencionar que tengo 3 hijos nacidos en este País, totalmente Españoles, y simplemente les inculcamos la religión Musulmana, porque simplemente creemos en ella, como cualquier Español que quiere que sus hijos sepan de su religión Cristiana… nada más, somos musulmanes pero totalmente Españoles.
    el problema no esta en el islam, si no en la mente obsesa, malvada y sin piedad, sea musulmán o de otra confesión, seguirá siendo un malvado y sin derecho de vivir entre gente respetable.
    la incitación a la violencia por parte de las mentes cerradas, quien intentan provocar el caos, les puede explotar en sus manos, es decir, pedir la expulsión de todo musulmán de España, Europa o de cualquier país, se le retornará con la expulsión de todo aquel que viva en un país musulmán, y solo tendremos odio, desastre y ganas de guerra, y la pregunta es ¿queremos guerra? queremos más muerte? porque podéis estar seguros que en su caso, solo los inocentes lo pagarán, porque los TERRORISTAS, sean de donde sean, habrán conseguido su objetivo, sembrar el terror y dividir el mundo. desde luego, no es lo que el mundo necesita en estos tiempos.

    debemos entender, tanto cristianos, judíos, musulmanes o ortodoxos, que el mundo nos pertenece a todos, y que la paz es el único camino hacia un futuro mejor, y ninguna guerra, absolutamente ninguna hará bien a la humanidad, ninguna, ni siquiera las intervenciones de la OTAN, USA o Rusia en país conflictivos puedan arreglar las cosas, con armas…
    NO A LAS ARMAS, NO AL MONOPOLIO DE LOS PAISES, NO A LA GUERRA, NO AL TERRORISMO, NO AL ODIO. SI A LA PAZ, SI A LA COLABORACIÓN, SI A LA AYUDA A TODO AQUEL QUE LA NECESITE, NEGRO, BLANCO, AMARILLO O MORENO, SI AL AMOR, SI A LA DISTRIBUCIÓN DE LAS RIQUEZAS MUNDIALES, SI A UN PAIS MUNDIAL UNIDO, SI A LA IGUALDAD SI LA JUSTICIA Y SI A LOS POLÍTICOS HONESTOS PARA UNIR Y NO DIVIDIR…

    PAZ Y AMOR, IGUALDAD Y AYUDAR A LOS NECESITADOS, ES EL LEMA DE TODA RELIGIÓN RECONOCIDA, Y SOBRE TODO, EN EL ISLAM… MIRAR EL ISLAM POR LO QUE ES, NO POR LO QUE UN IDO, LOCO Y BÁRBARO QUIERA QUE VEAN…

    SALAM = PAZ = PAIX = PEACE…

    R.AA

  2. manumenorca #
    2

    … el problema no se arreglará sólo con buenas intenciones o manifestacines de repulsa o excusas de la comunidad musulmana… hay que denunciar públicamente a los sacerdotes -imanes- que desde sus iglesias -mezquitas-, hacen apología del terrorismo e incitan al odio contra los inocentes, en base a descerebradas ideas religiosas como la existencia de dioses, paraísos llenos de sumisas vírgenes y recompensas por actos de sangre… hace falta más contramedidas para frenar a la religión, que otra vez más da pruebas de su perniciosidad.