Así como llega, se va

Iris Luque. No soy fan de Gran Hermano, y nunca lo he sido. Me parece un espacio que, lejos de mantenerse con el espíritu de experimento social con el que se creó, reúne una muestra de gente dispar y muchas veces sin cultura que sacia los instintos morbosos más primarios de la audiencia. A pesar de no seguir el reality, la decisión que ha tomado Vasile y su equipo de suprimir el formato 24 horas no me parece acertada desde el punto de vista empresarial. Los seguidores del show, que va por su edición número 18 y se ha convertido en un clásico cercano al Un, dos, tres o al Grand Prix, han montado en cólera al conocer la noticia de que no podrán seguir las peripecias de los concursantes. A pesar de que la cadena ha ofrecido alternativas, no ha servido de consuelo para los miles de fans. Ese desconcierto e incredulidad fue la sensación que tuvimos muchos al enterarnos de que CNN + era sustituida por el canal 24 horas de Gran Hermano. Al final, se optó por eliminaruna cadena seria para implantar un formato que, siete años más tarde, no les sale a cuenta. Qué lástima

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

28

09 2017

Tu comentario