Desasosiego por capítulos

Gemma Marchena. Despues de ver una temporada completa de The Leftovers y parte de la segunda, sólo puedo decir que su visionado produce desasosiego. El 2 por ciento de la poblacón se esfuma de buenas a primeras y los supervivientes deben superar la pérdida, ya sea refugiándose en la religión, en el ocio más disperso o dando rienda suelta a la locura. Las familias protagonistas se resquebrajan, aunque ellos no sufran una pérdida cercana y tanto ellos como el espectador deben someterse a una pregunta inquietante: ¿y después de todo esto qué hacemos? Un padre de familia imperfecto, que en periodos de sonambulismo comete actos reprochables; una hija que debe afrontar el extremismo de su madre; una mujer que pierde a sus hijos y a su marido mientras les prepara el desayuno… Y todos ellos, junto con el resto de la Humanidad, deben seguir viviendo en un frágil equilibrio. The Leftovers no responde a las preguntas sino que las plantea y encima las deja abiertas. Técnicamente soberbia, no ofrece concesiones al espectador, que se revuelve incómodo en el asiento.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

23

09 2017

Tu comentario