Viajando por el mundo

19

10 2017

Alfons Martí. Los programas de viajes son, no solo una ventana al mundo, sino un modelo de experiencias que podrían tender puentes entre regiones y ciudades del mundo. Algunos cumplen con ese requisito y otros menos, pero desde el personal estilo de Portillo hasta el esquema de españoles contando sus vivencias en tierras lejanas el retrato de nuevas culturas y puntos de vista desconocidos suelen ser el denominador común. Sin embargo, la tendencia a reducir las experiencias en el mundo a patrones de vida estrictamente privada conduce muchos programas a la esterilidad. Si uno viaja a Malta podría descubrir el curioso cruce de idiomas o intentar retratar rasgos característicos de una cultura de pequeña ciudad. Pero a menudo se pueden ver programas de viajes que parecen prospectos de inmobiliarias, sin más objetivo que realzar las bondades de una vida de lujo de residentes sin contacto con gente del lugar. En uno reciente sobre Malta, ni una sola voz nativa ni apunte descriptivo, solo la calidez de los elementos naturales y una acomodada extranjera mostrando su lujosa mansión con descripciones detalladas del sofá. El colonialismo no se fue.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.