Jordis

13

11 2017

Emili Gené. Polònia’ bate récords de audiencia desde que el ‘procés’ monopoliza la atención en los medios y el interés en el público. La efervescencia política ha atraído nuevos espectadores, ávidos de noticias en tiempo real y sobre todo claves para poder interpretar una situación tan compleja. TV3 ha disparado su rating gracias al seguimiento del tema: programas especiales, ‘Els matins’, ‘Tarda oberta’, ‘Més234’, ‘FAQS’ ofrecen todo tipo de debates y entrevistas. Pero también opina el programa más satírico de la televisión catalana con unos sktechs que se emiten casi al mismo tiempo que se producen los hechos que parodian. La última entrega ha coincidido con la aceleración judicial que ha llevado a exconsellers y parlamentarios a la cárcel. De repente, a punto de acabar el programa, el desmadre característico fue rebajando el tono a medida que el actor que hace de Puigdemont se despojaba de la caracterización y la cámara nos conduce por los laberintos del estudio ocultos tras los decorados. Hasta llegar al almacén, donde reposan las máscaras de todos los detenidos y exiliados. Nunca había visto un ‘Polònia’ tan serio. Tan sobrio. Era el momento del silencio, del homenaje, del recuerdo.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

Tu comentario