Politización televisiva

03

11 2017

La dudosa objetividad es aún más problemática en los canales públicos. Lo políticamente correcto es más o menos un modo de silenciar lo que no hay que decir, sea cierto o no, verdad, opinión o investigación. Pero en los últimos tiempos la situación se ha agravado como puede verse en el caso Catalunya. Hubo personal de TVE que se quejó de las directrices recibidas para cubrir los hechos del 1-O, y en TV3 es de sobras conocida la preponderancia de la ideología por encima de la creatividad. Porque es obvio que la calidad y variedad de oferta creativa va decreciendo a medida que crece la intervención politizada. Quien eche de menos las pelis clásicas, las series míticas o reportajes nuevos que descubran inesperadas tramas interesantes y no prefabricadas ha visto como, en medio del desierto, le programan debates interminables apoyados en una división maniquea de buenos y malos y con poca sorpresa, excepto la deriva de confrontación que no es lo más previsible del mundo y lo más alejado de las creaciones que llegan al público. La propaganda no descubre mundos desconocidos, solo usa palabras para fines poco creativos.
Todas las cadenas

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

Tu comentario