21-D

19

12 2017

Emili Gené. Vicent Sanchís, director de TV3, se ha puesto el mono de trabajo: pocas misiones tan aburridas como entrevistar a un político, más si está en campaña electoral. El político sortea la pregunta para enchufar la parrafada que se explaya en las virtudes de su partido y en los defectos de los demás. No hay código deontológico que haya conseguido revertir esta tomadura de pelo que es una entrevista electoral: puro mitín. Esta semana, el señor Sanchís ha cerrado los telenoticieros de la noche para sonsacar a los líderes catalanes alguna frase que no resultase previsible. Buen entrevistador. Toma la iniciativa, interrumpe al político mitinero hasta acorralarle si es preciso, obligándolo a ceñirse al hilo de la conversación. Hasta desnudarles el ego y hacer hablar a las calculadoras, los escaños, los votos, los pactos. Me pareció especialmente amable con Puigdemont, la entrevista que cerró la serie. O es que el president gana en cintura y mano izquierda a Xavier Domènech (convertido en Eugenio en ‘El Intermedio’), a Iceta y su paternalista indulto, a Inés y su trilingüismo prohibido por C’s en Valencia, o a Rovira y su fe.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.