Antihéroes

04

12 2017

Alfons Martí. La tele, como la historia, alterna épocas dominadas por diferentes ideas. Siempre hubo series, dibujos y películas de antihéroes. Lo llamativo es cómo el concepto cambia. Antes teníamos aventuras trepidantes cuyo motor era la honestidad de los protagonistas. El antihéroe era un vendedor de zapatos que se quejaba de todo pero el desenlace de las situaciones siempre era determinado por la integridad personal. Se metían en situaciones y escenarios que parodiaban el Oeste o se perdían en carreteras infernales como en pelis de terror donde el inimitable David Faustino, el pequeño, preguntaba: «Papá, ¿estamos muertos?», lo que resume el humor de antihéroes que se burlan de la muerte pero no de las personas. Hoy la moda es crear antihéroes para fabricar una imagen del ‘hombre medio’ que gusta a las tendencias. En lugar de honestidad y picardía humanas, los antihéroes y familias son estereotipos de heridos en el orgullo social. De Vergüenza los propios actores hablaban del antihéroe como españolito medio, experto en meterse en situaciones donde causa vergüenza ajena. Si los antihéroes anteriores eran solo un ejemplo, ahora pretenden retratarnos. Nada menos.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

Tu comentario