Las mezclas nunca fueron buenas

19

12 2017

Iris Luque. Las críticas sobre Dark, la nueva producción alemana de Netflix, no pueden ser mejores. Sin embargo, no me convence el ambiente tan cercano a Stranger Things que le han querido dar, aunque esta última sea una de mis series preferidas. La trama gira alrededor de la búsqueda de dos jóvenes desaparecidos en un pueblo, bajo circunstancias sobrenaturales y oscuras. Los intentos por encontrar a los desparecidos saca a la luz siniestras verdades sobre habitantes del pueblo. Suena muy bien. Loscríticos que ya han disfrutado de la serie aseguran que no dejará indiferente al espectador, ya que es una mezcla entre la ya citada Stranger Things y Seven. Seguramente tengan razón, pero soy de la opinión de que la creatividad es un punto añadido en las producciones, y una serie que se define como una mezcla no me da demasiada confianza, a pesar de que ambos ingredientes sean de extrema calidad. Hasta ahora, Netflix siempre me había sorprendido para bien, y espero que este patinazo sea el único. Las mezclas nunca fueron buenas.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.