Que viva el amor

07

12 2017

Iris Luque. El amor verdadero no entiende de edad, sexo, religiones ni, por supuesto, de condiciones o discapacidad. El pasado lunes el programa First Dates de Cuatro llevó por primera vez a una pareja con Síndrome de Down a conocerse y encontrar el amor en el otro: los adorables Sara y Manolo. La pareja tuvo feeling desde el primer momento, y sus miradas y comportamientos me recordaban a los enamoramientos infantiles: puros, sin cambalaches ni artimañas de ligoteo. Ninguno de los dos había tenido pareja, por el gran estigma que supone el tener Síndrome de Down. La cita, que se emitió en el programa justo un día después del Día Internacional de las Personas con Discapacidad, ayudó a quitar prejuicios sobre esta condición y demostró que se puede ser feliz con Síndrome de Down y que los flechazos existen para todo el mundo. La jugada de Cuatro al apostar por una cita no normativa me parece magistral, y da muchos puntos tanto al programa como a la cadena.
Espero y deseo de corazón que a esta adorable pareja siga muchos años tan enamorada.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttp://ultimahora.es

Tu comentario