Un mar de lágrimas

27

12 2017

Urko Urbieta. No soy Rappel pero me da que TVE va a terminar matando el formato Masterchef, algo así como su gallina de los huevos de oro, con tanta edición consecutiva. El estreno de la quinta edición de su versión Junior este miércoles se saldó con un resultado a la baja respecto a otros años: un 14,3 % de share. El abuso de la lágrima fácil de la edición mini siempre ha sido lamentable, pero esta temporada parecen ir a degüello con tal de convertir a sus participantes en un mar de llantos. ¿Es necesario hacer sufrir a estos minichefs de semejante manera? Cierto es que la versión Junior del formato nunca ha funcionado igual de bien que las demás. Esta versión siempre se ha sustentado en lo pizpiretos que son los chavales protagonistas. El problema es que parecen haberse olvidado de ser naturales. Vamos, si una de las participantes se vendía como ¡estrella youtuber! A la espera de más escenas dramáticas dignas de una película de Greta Garbo, les diría que voy a abandonar el programa… pero no quiero engañar a nadie. Masterchef engancha.

 

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.