Black Mirror, decepcionante

10

01 2018

Iris Luque. La cuarta temporada de Black Mirror, una de las series originales de Netflix más vistas, está decepcionando hasta a sus mayores fans. Después de enamorar al público y a la crítica con su realidad tecnológica en un futuro no muy lejano, los seis últimos capítulos, tan esperados por la audiencia, dejan mucho que desear. El cambio es más notable todavía si lo comparamos con la temporada pasada, una de las mejores de toda la serie por las temáticas abordadas, el guión y la gran producción. De esta última temporada, se salvan, como mucho, dos o tres capítulos. El resto son descartables: unos por su trama fácil y simplona, y otros por ser incluso repetitivos respecto a episodios anteriores. Con la evolución de las nuevas tecnologías, hay muchísimos campos por explorar , inventar y posteriormente narrar en formato serie, pero parece que a los guionistas de Black Mirror se les han acabado las ideas, y adornan conceptos que han triunfado anteriormente para seguir facturando. Todos esperábamos más, y nos han decepcionado.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario