La fina línea entre el morbo y el respeto

29

01 2018

Urko Urbieta.

El mítico Paco Lobatón ha vuelto a nuestras vidas televisivas secundando y dirigiendo a la periodista Silvia Intxaurrondo en Desaparecidos, una revisión actualizada de su ¿Quién sabe dónde? Para los más imberbes, fue un espacio de investigación, que TVE emitió entre 1992 y 1998, dedicado a la búsqueda de personas desaparecidas, y reuniendo cada semana frente al televisor a nada menos que 10 millones de espectadores.
El primer programa ha querido dejar clara su vocación de servicio público. Solo hay que recordar que el equipo de ¿Quién sabe dónde? consiguió solucionar el 70 % de los 1.500 casos que emitieron. Veremos qué ocurre en el futuro, ya que Desaparecidos promete huir del morbo y utilizar las redes sociales en beneficio propio para localizar a estas personasAl menos este miércoles, las entrevistas de Intxaurrondo y Lobatón, que se reunió con el padre de Diana Quer, eliminaron cualquier atisbo de sensacionalismo, buscando siempre el respeto. La idea era que el espectador conectara con las historias que se narraban. No es fácil lograr ese equilibrio, y parecen haberlo conseguido.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario