Pedir perdón o no

26

02 2018

Gemma Marchena .Una vez entrevisté a Joaquín Reyes. Le llamé a la hora acordada y, con los nervios de la fan que se ha tronchado con sus imitaciones de Bjork o Bono de U2, marqué el número. Se puso, la voz era inconfundible: «¿Me puedes llamar en cinco minutos? Es que estoy cambiando el pañal de mi hija». Los genios son así de domésticos. Tras la catástrofe de los Goya, Joaquín Reyes pidió perdón. Y aquí deberíamos hacer una reflexión: presentar esta gala tiene el mismo gafe que representar a España en Eurovisión. El caso es que, si fuera cierto que el manchego no estuvo acertado, se ha redimido con creces esta semana al aparecer disfrazado de Puigdemont en plena calle, mientras grababa para El Intermedio. En un giro dramático de los acontecimientos, un vecino mosqueado ha llamó a la policía y se presentaron seis agentes para detenerlo: «Pensé que me iban a detener por los Goya», aseguró Reyes. A la altura de Jardiel Poncela o Miguel Mihura, el humorista ha señalado que si vuelven a ver a un señor con pelazo a lo Puigdemont, estelada y bufanda amarilla, por favor, llamen a la policía. Este país necesita de más risas y menos rabia.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.