Una pequeña pantalla al mundo

15

02 2018

Alfons Marti . Los canales especializados en viajes son una fantástica oportunidad para conectar con la realidad. A diferencia de las pasiones de salón o las crónicas de sucesos que tiñen el mundo de negro, las programas de viajes son un saludable retorno a la limpieza mental.Ciudades del mundo destaca como paradigma del género viajero. Uno de sus méritos es el descubrimiento de lo más público de cada región de varias civilizaciones: la arquitectura. Descubrimos la belleza de Florencia tanto como el aspecto futurista de Japón, pero el contacto directo con la gente es el arte más difícil para el viajero. En Rumanía, por ejemplo, el irónico presentador-viajero se desenvuelve en autostop y autobús, descubriendo los logros de la cultura del país. Sin embargo, como todo es rápido en televisión, a veces se pierde en rigor, como cuando asiste a una fiesta gitana. Profundizando, hubiera descubierto que los ‘ziganos’ de los Balcanes ya vivían allí bajo dominio romano, diferenciados en nómadas y sedentarios, cuya cultura es común con la más enraizada de cada país. Pero al menos vemos que el mundo humanizado existe.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.