Letizia y Buenafuente

10

04 2018

Neus Aguiló. Las televisiones y las redes sociales han tratado el incidente de las reinas Letizia y Sofía como si fuera una cuestión de gravedad extrema, cuando lo único que hizo la reina consorte fue fastidiar una foto a la abuela de sus hijas. Pudo haber estado desacertada pero no deja de ser una anécdota. Algunas de las críticas a la actual reina han sido de lo más crueles: «borde», «antipática»… fueron algunos de los adjetivos que recibió por parte del público en el siguiente acto público al que acudió. Nadie se ha tomado tan a pecho la generosa partida presupuestaria que se le dedicará a la Casa Real en comparación con el dinero que recibirán otras cuestiones como las pensiones o los descuentos aéreos a los residentes en los archipiélagos. Ni la cacería de Botswana generó tanto odio y rencor como el hecho de estropear una vulgar instantánea. Y así nos van las cosas. Menos mal que nos quedan los gags de Polònia (en los que el cuerpo de Letizia sirvió para ocultar a una amiga de Juan Carlos a los paparazzi) o los monólogos de Buenafuente, en los que irrumpió el doble de Letizia en plena intervención del showman catalán. Mejor con sentido del humor.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.