A innovar

02

05 2018

Iris Luque . La televisión es un imprescindible en muchas casas. Siempre encendida, cada hogar tiene sus cadenas y programas favoritos. Pero hay algo que no cambia nunca: la programación de los domingos. O en su defecto, de los festivos. Y es que ayer fue uno de los pocos días en los que muchos trabajadores pudieron sentarse a ver la televisión tranquilamente. ¿Y que programación había en todas las cadenas? Películas con más de diez años, magazines que repasan los momentos más tronchantes de la televisión y anuncios. Muchos anuncios.Es una pena que el público que habitualmente no puede disfrutar de la programación televisiva tenga que ver los restos de las cadenas en el único día libre que tienen. Quizá este método funcione para los telespectadores de más edad, pero no es el método para a las nuevas generaciones, que vienen cargadas de información y tienen todas las posibilidades a sus pies gracias a Internet.Ojalá los medios usen las nuevas tecnologías para posibilitar al público el acceso a cualquier tipo de contenido más allá de las aplicaciones de cada cadena. La competencia es dura, y si quieren enganchar a los jóvenes, hay que innovar.

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.