Ibiza, sangría y olé

07

05 2018

Gemma Marchena. Andan en Eivissa enfadados, y con razón, con Netflix. La plataforma acaba de rodar una película que se llama Ibiza que abunda en los tópicos de la fiesta extrema de la Isla Blanca. Lo mejor de todo es que se ha rodado en Croacia. Es, como poco, publicidad engañosa. El Consell Insular d’Eivissa ya denegó en su momento el rodaje por la mala imagen que transmitía el guion y ahora denuncia el resultado. Yo sólo puedo decir que el argumento de la película también es denunciable. Por soso, previsible y aburrido. A saber: Harper es una triste mujer de negocios de Nueva York que es enviada a un viaje de trabajo a Barcelona para, de paso, desempolvar su aburrida vida sexual.Parece que sigue vigente el tópico de que en el Mediterráneo se liga más y mejor. El caso es que se va de fiesta (España, sagría y olé) y conoce a un DJ estupendo que le da su teléfono y, oh casualidades de la vida, luego pincha en Eivissa-Ibiza. Heather sufre una epifanía: me voy detrás del DJ y de paso me redescubro a mí misma mientras me voy de after. Es como la ruta del bakalao pero veinte años después y en Croacia. Rarísimo

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario