Rebelión en el Salvaje Oeste

28

05 2018

Gemma Marchena . La segunda temporada de Westworld rezuma violencia. No deja de ser un juego de espejos, un reflejo de la primera temporada pero con cambios en los papeles. Si en los primeros capítulos los humanos daban rienda a sus deseos más sangrientos, ahora son los robots los que toman la revancha. Y curiosamente son las máquinas las que dan una mayor muestra de humanidad. Sus motivaciones están justificadas: desde el dolor de quien ha sufrido hasta el extremo por las torturas de los visitantes del parque temático de Westworld hasta la prostituta del salón que en realidad esconde a una madre coraje que quiere rescatar a su cachorro.En esta guerra de bandas yo tengo clara mi preferencia: esos robots con corazón de titanio que ni olvidan ni perdonan. La tensión se sigue masticando en el guión y supone una acertada reflexión sobre los difusos límites de la violencia hacia las máquinas con forma de humano pero que se poodría extrapolar a estos tiempos de convulsión y cacareo indignado en Internet. Igual habría que rebajar la crispación para no traernos el Salvaje Oeste a nuestro día a día

Etiquetas: , ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario