Adelgazamientos

13

08 2018

Alfons Marti . Los programas y secciones dedicados a la preocupación por el aspecto son numerosos. Es obvio que se fomenta el narcisismo y juzgar por la apariencias: si hay una arruguita o un poco de abdomen de más en un enemigo, ya se sabe cómo atacarlo y devaluarlo. Pero la obsesión por los cuerpos sanos y rígidos que rezuman fuerza y musculaturas podría haber sido aprovechada por genios como Chicote para ponerle un poco de humor al asunto. Sin embargo, pese a su talento, en su En forma en 70 días las notas de humor son escasas, aunque se puede disfrutar viendo al rey de los fogones en el suelo esforzándose en realizar correctamente abdominales moviendo unas botellas de agua arriba y abajo como clave para perder peso. El genio debería ser útil para romper lo previsible, o sea, la obsesión por parecer fuerte y delgado. Sin embargo, al narcisismo no hay quien le tosa. Y, claro, eso sirve para guerras en las redes sociales, unos criticando que no se puede adelgazar en 70 días y otros rechazando los métodos de los entrenadores personales especializados, una figura de creciente prestigio desde que llegaran a la cumbre con El encantador de perros César Millán.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.