El fenómeno ‘Yo soy Bea’

27

08 2018

Urko Urbieta . El fenómeno Yo soy Bea es digno de estudio. Si entre 2006 y 2009 fulminó las audiencias y revolucionó las tardes de Telecinco y, de paso, de todas las cadenas, la decisión de Mediaset de repescarla el pasado mes de octubre en Divinity se ha convertido en una mina de oro para su canal femenino, con más de 400.000 espectadores diarios. Y sus seguidores podrán vivir mañana de nuevo su episodio favorito: en el que Bea deja de ser un patito feo y se convierte en un cisne. En su estreno, emitido el 8 de junio de 2008, superó los 8 millones de espectadores y un estratosférico 42 % de share.
¿Qué tiene Bea que a todos enamora? Pues no sabría decirles. Desde el punto de vista de la producción, Yo soy Bea no hay por donde cogerla. Mala con avaricia, barata y, claramente, rodada a trompicones, sin tiempo para lograr buenas interpretaciones y diálogos con un mínimo de enjundia. Pero la química de todo el reparto, y sobre todo de su pareja protagonista, interpretada por Ruth Núñez y Alejandro Tous, enamoró a la audiencia. Ese es su secreto. Tan simple, pero tan difícil de conseguir.

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario