Gran temporada, pésimo final

01

08 2018

Iris Luque  . Puedo decir con orgullo que he acabado la segunda temporada de Paquita Salas. La serie ha cuidado mucho más el guión que en la primera temporada, y los personajes secundarios dejan de ser meramente cómicos para pasar a tener un desarrollo personal que en la primera entrega solo conseguía el rol de Paquita.Si hablamos de actuación, el polifacético Brays Efe sigue siendo una maravilla frente a la cámara. La naturalidad con la que este actor desarrolla la personalidad de Paquita hace pensar que el papel está hecho a medida. El resto de personajes mantiene su línea divertida, aunque el papel de la gran Lidia San José, que se interpreta a ella misma, merece ser destacado.Dicho esto, el último capítulo me dejó fría. En el fin de temporada esperaba algo más rompedor, y aunque los últimos minutos son muy artísticos, el resto no matan. El capítulo está ambientado en los años 90 y capta muy bien la atmósfera pop que reinaba en esos años. A pesar de esto, me descolocó lo suficiente como para no sentir pena por el final de temporada. Quizá esa sea la técnica de ‘los Javis’ para paliar el ‘mono’.

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.