Pasión por el periodismo

26

11 2018

Amaya Michelena. El periodismo con mayúsculas, una droga en vena para los apasionados de esta profesión, es el telón de fondo sobre el que bascula la trama de la serie Argon, que emite Netflix. Sólo ocho capítulos redondos en los que se refleja con pelos y señales la corrupción política, económica, de la iglesia y, por supuesto, periodística, para evitar que salgan a la luz los asuntos más chungos de la realidad de cualquier país. Porque, por desgracia, es un tema universal. Dinámica, crítica y muy humana, la serie nos introduce en las entrañas de un programa de televisión de máxima audiencia de una cadena privada, con sus rencillas, sus servidumbres hacia los anunciantes y sus esclavitudes con el poder. Al frente del equipo de reporteros, Kim Baek Jin, un presentador incorruptible que se deja la piel en cada información que retransmite. A su cargo, un grupo de jóvenes idealistas y entregados que idolatran a su jefe, al que llaman ‘el psicópata’ por su durísimo trato personal. La nota trágica la pone el hecho de que un mes después de su emisión, en septiembre de 2017, el actor protagonista, Kim Joo Hyuk, perdió la vida en un accidente.

Netflix l A la carta

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario