¿Despedida definitiva?

21

12 2018

M. Lluc García.  Estoy vivo ha dicho adiós a su segunda temporada. La serie de ficción más vista de los lunes se ha despedido con un final muy abierto que da pie a que haya una tercera edición. Acción, suspense, terror, amor, nostalgia, emoción y tristeza, son los sentimientos y géneros que han estado presentes en este gran capítulo.

Una tormenta llega a Vallecas pero solo Márquez (Javier Gutiérrez), Iago (Alejo Sauras) y Sebas (Jesús Castejón) saben cual es el verdadero motivo: la eterna lucha entre el bien y el mal. Este trío intenta parar al nuevo ejército que ha formado Mendieta (Santi Vila), el más malo de todos. Pero cuando todo parece que está perdido y que los dos protagonistas tienen que regresar a La Pasarela, el amor se cuela en el episodio y se convierte en la mejor y única arma que termina con todo el odio que tiene el líder de los hostiles en su interior.

La primera temporada terminó en casa de Márquez con una celebración en la que se encontraban los personajes protagonistas. Este final se ha vuelto a repetir en el mismo sitio y con todos ellos. Sin embargo, en esta ocasión nadie toca la puerta sino que hay alguien que les observa desde el exterior.

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.