Famoseando

03

12 2018

Emili Gené Vila. Sábado tarde. Hago zapping por las distintas cadenas. La 1: una peli tras otra. Antena 3: más pelis. Cuatro: más de lo mismo. La Sexta: una peli y otra peli. IB 3: pelis. Sesión continua de cine para llenar la larga tarde del sábado. Pero una cadena no sigue el guión: Tele 5. Mientras el cine copa la pequeña pantalla, en Tele 5 a lo suyo. La cadena de Vasile no necesita recurrir a las comedias y las aventuras para todos los públicos porque tiene su propia factoría a pleno rendimiento. Viva la vida, en este caso, magazine conducido ahora por Emma García, completando y desarrollando lo que se chafardea en Sálvame, Socialité o en GH. Sin solución de continuidad. De hecho, Emma presentaba hace nada MYHYV, la cantera de GH: de ahí salió por ejemplo Tony Spina. El reality no descansa porque es un pulp fiction, una tubería sin fin de personajes que pasan de uno a otro programa para seguir contando sus cosas. Este sábado, Viva la vida revisó el caso de Javier Aguirre (qué mal lo pasaron los hijos de la duquesa) y Caparrós anunció reconciliación con su padre. Porque el reality mantiene vivos incluso a los desaparecidos y a los muertos. Zombies que dan para más y más debates.
Tele 5 l Viva la vida

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario