Obsesiva hasta el final

28

01 2019

Gemma Marchena. Hay series que se paladean sin resuello, que necesitan ser devoradas un capítulo tras otro. Killing Eve goza de una primera temporada asfixiante, que reclama ver un capítulo más, y otro más, y otro… No hay tregua para el enganchado espectador.

Sandra Oh encarna a una desastrada agente del MI6 que rastrea a Villanelle, una asesina de origen ruso interpretada por Jodi Comer. El juego del gato y el ratón por todo el mundo es algo que ya se ha visto mucho en el género, pero la potente personalidad de los personajes consigue dar un vuelco al cliché. Oh come cruasanes en reuniones de trabajo y Villanelle mata sin contemplaciones y goza de un humor negro que acaba enganchando.

Killing Eve es un juego de persecución obsesiva, en la que se entremezcla el ansia me matar y cierta fascinación lésbica. Uno nunca sabe quien caza a quien, si en el momento en el que se encuentran desean matarse o besarse.
Jodi Comer es todo un descubrimiento. Bajo su apariencia frágil y atractiva hay una asesina que se ríe de todo pero que, muy en el fondo, solo busca que la quieran tal y como es.

Killing Eve l HBO

Etiquetas: ,

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

La publicación de comentarios está cerrada.