Abierta al mundo

11

03 2019

Amaya Michelena. Una de las ventajas de pagar la televisión por cable es que te da acceso a las cadenas de otros países y eso nos sirve para comparar y valorar, sobre todo a nivel periodístico o informativo. Por aquello de refrescar la memoria en cuanto al idioma, en casa ponemos a la hora del desayuno el canal 5 francés y la sensación es agridulce. Dulce porque gran parte de sus programas resultan apabullantes por su profesionalidad y calidad de contenidos. Especialmente porque nos abren la ventana a realidades completamente defenestradas en nuestro país. El análisis sociológico, cultural y geopolítico es cotidiano, con expertos de altísimo nivel que desvelan cómo son las cosas en zonas calientes del planeta, desde África o América Latina hasta Oriente Medio y, sobre todo, prestan atención a la actualidad de las antiguas colonias francesas, que tienen una presencia constante en la programación, igual que el Canadá francófono. Y ahí viene lo agrio, pues resulta deprimente compararlo con ese continuo mirarse el ombligo que es la televisión española, siempre enredada con el politiqueo de alcantarilla y el ensalzamiento de la peor chusma.

Canal 5 francés l Cada día

Etiquetas:

Acerca del autor

Telele

Otras entradas por

Sitio web del autorhttps://ultimahora.es

Tu comentario