Archivos en ‘Alfons Martí’.

Una pequeña pantalla al mundo

15

02 2018

Alfons Marti . Los canales especializados en viajes son una fantástica oportunidad para conectar con la realidad. A diferencia de las pasiones de salón o las crónicas de sucesos que tiñen el mundo de negro, las programas de viajes son un saludable retorno a la limpieza mental.Ciudades del mundo destaca como paradigma del género viajero. Uno de sus méritos es el descubrimiento de lo más público de cada región de varias civilizaciones: la arquitectura. Descubrimos la belleza de Florencia tanto como el aspecto futurista de Japón, pero el contacto directo con la gente es el arte más difícil para el viajero. En Rumanía, por ejemplo, el irónico presentador-viajero se desenvuelve en autostop y autobús, descubriendo los logros de la cultura del país. Sin embargo, como todo es rápido en televisión, a veces se pierde en rigor, como cuando asiste a una fiesta gitana. Profundizando, hubiera descubierto que los ‘ziganos’ de los Balcanes ya vivían allí bajo dominio romano, diferenciados en nómadas y sedentarios, cuya cultura es común con la más enraizada de cada país. Pero al menos vemos que el mundo humanizado existe.

Etiquetas: , ,

La peste apocalíptica

25

01 2018

Alfons Marti. La Peste, cuyo coste alcanza los 10 millones, podría ser un reportaje de un canal enfocado a las catástrofes masivas. De hecho, la serie bebe de esas fuentes cuando pretende sumergirnos en la Sevilla decadente del fin del Imperio. Decadencia es un tópico acompañado de otros más. La Inquisición merecería ser retratada buscando más el sentido porque se cobró muchas víctimas. En lugar de aprovechar la oportunidad, se recurre al tópico del inquisidor conspirador y desatiende la realidad de un grupo político basado en la denuncia y la delación entre ciudadanos. La catástrofe de la peste despersonaliza la trama aunque los creadores intentan construir un puzle algo inconexo pues, según ellos mismos, han aprendido de El nombre de la rosa y de las series de policías. No falta la viuda que lucha por su empresa con el estereotipo de exsumisa, así como el nuevo rico que recuerda más la corrupción de hoy que en la realidad del s. XVI. Sin embargo, y pese a la carencia de carácteres originales, las escenas están llenas de colorido, negro eso sí, como si fuera un Piratas del Caribe sin el humor simple y rebelde de Sparrow.

Michael Robinson, el ‘salvador’

18

01 2018

Alfons Marti.Si hay un personaje sui generis ese es Michael Robinson. Fue un excelente jugador de fútbol, aunque no de los fuera de serie. Luego se recicló en comentarista deportivo, conquistando minutos en tertulias y retransmisiones. Lo curioso es que ha ido desplegando sus dotes de conductor de programas inclasificables. El más estrambótico es Caos F.C. donde, junto a Raúl Ruiz, recorre nuestra geografía con la misión de levantar equipos hundidos, endeudados o con pésimos resultados. En cierta ocasión, un jugador se declara «el peor jugador de España», que refleja la idea del programa, básicamente pensado en demostrar que Michael es capaz de salvar a equipos del fracaso y la perdición, o sea, de ser los últimos. Desplegando su humor británico y acento extravagante, el ‘superhéroe’ de equipos perdidos trama una serie de acciones que les llevarán a ser ganadores, al menos por hipnosis. Contrata a jugadores «con talante», como Donato o Pablo Alfaro, los más aptos para la interpretación con lo cual, of course, Michael gana la partida.

Etiquetas: , ,

Camioneros en acción

28

12 2017

Alfons Martí. El mundo de la carretera tiene a unos profesionales que se les ve o desde la glorificación o la devaluación: los camioneros. Ellos son protagonistas de la serie Trucks, patrocinada por una marca de vehículos. Sucede con el mundo de los conductores como con los antiguos marinos: lejos del romanticismo de los que contemplan de lejos, enfrentarse a las fuerzas desatadas de los mares no es un juego sino un arte donde la pericia y la solidaridad son cuestión de vida o muerte. En Trucks vemos países desconocidos y las entrañas del comercio. Las vicisitudes de los camioneros son más difíciles de captar. La ventaja es la necesidad de contar con los demás, de tener la experiencia del frío, de las contrariedades y del alejamiento de casa. Y, en contrapartida, se desarrolla un humor y un respeto al extraño que yo mismo experimenté en algún viaje por las arterias del Viejo Continente. Un camionero descubre que «el sol es el mismo» en su país que lejos y la cultura que cristaliza es más que interesante. El programa es una aproximación. Pero la tendencia a convertir los protagonistas en simples utilidades para la producción resta realismo.

Etiquetas: , ,

Extraterrestres y alienígenas

21

12 2017

Alfons Martí. La tele no es una caja de sorpresas por la originalidad pero sí por la cantidad de programas. Es también sorprendente cómo llega a repetirse una fórmula determinada. Los programas de especulaciones sobre extraterrestres son numerosos, sobre todo en Canal Historia, y el tema no es un coto del ínclito Iker Jiménez. Las especulaciones son verdaderas piezas de arte si saben llegar a los miedos de las masas y articularse con suspense e intriga. Una huella en una túnica en Egipto, abducciones inexplicables, construcciones misteriosas… todo va a parar al haber extraterrícola.
En realidad, la trama alienígena describe una verdad inapelable: las tecnocracias modernas no creen en el valor de los humano histórico pero buscan afianzarse con un poder ilimitado sobre la Tierra a la que observan desde lejos, una bola remota e insignificante reducida a números desde sus aparatos y lentes. El retrato del extraterrestre es el de la criatura que se cree superior con sus aparatos sin los que no puede vivir en un medio ya extraño como es el natural. Incluso en la fascinación extraterrestre no salimos del narcisismo. Quizás los alienígenas sean un espejo de la sociedad tecnológica e ideológica. Sin novedad en el frente.

Fair play deportivo

14

12 2017

Alfons Martí. Los detractores de las tradiciones critican al fútbol por ser popular. Sin embargo, lo que ha ganado importancia es su utilización como arma de enfrentamiento. Ahora, ganar y sumar es un acto religioso. Eso choca con el espíritu del fútbol, fundado en la emoción de juego trepidante y de acciones personales. Los comentaristas acusan esta pérdida de objetividad. No existen las buenas jugadas, sino los números. Leemos que un jugador «vale tanto en el mercado» lo que les sitúa en la categoría de mercancía esclava. No se denuncia porque se les compra a base de buen sueldo y ser líderes de la parroquia. En el canal Bein, el nivel de objetividad es aceptable, pero no lo corriente. Aún es posible seguir una jugada y escuchar un comentario desenfadado que se basa en algo que uno ha visto también, no fabricado por el partidismo. El juego es escenario de situaciones interesantes, pero la tendencia a presentar al jugador como superhumano lleva a la censura de la naturalidad humana. Por ejemplo, los propios jugadores se tapan literalmente la boca cuando hablan civilizadamente entre ellos o con los rivales, es decir, cuando son humanos pero genuinos. Triste.

Etiquetas: , ,

Antihéroes

04

12 2017

Alfons Martí. La tele, como la historia, alterna épocas dominadas por diferentes ideas. Siempre hubo series, dibujos y películas de antihéroes. Lo llamativo es cómo el concepto cambia. Antes teníamos aventuras trepidantes cuyo motor era la honestidad de los protagonistas. El antihéroe era un vendedor de zapatos que se quejaba de todo pero el desenlace de las situaciones siempre era determinado por la integridad personal. Se metían en situaciones y escenarios que parodiaban el Oeste o se perdían en carreteras infernales como en pelis de terror donde el inimitable David Faustino, el pequeño, preguntaba: «Papá, ¿estamos muertos?», lo que resume el humor de antihéroes que se burlan de la muerte pero no de las personas. Hoy la moda es crear antihéroes para fabricar una imagen del ‘hombre medio’ que gusta a las tendencias. En lugar de honestidad y picardía humanas, los antihéroes y familias son estereotipos de heridos en el orgullo social. De Vergüenza los propios actores hablaban del antihéroe como españolito medio, experto en meterse en situaciones donde causa vergüenza ajena. Si los antihéroes anteriores eran solo un ejemplo, ahora pretenden retratarnos. Nada menos.

Politización televisiva

03

11 2017

La dudosa objetividad es aún más problemática en los canales públicos. Lo políticamente correcto es más o menos un modo de silenciar lo que no hay que decir, sea cierto o no, verdad, opinión o investigación. Pero en los últimos tiempos la situación se ha agravado como puede verse en el caso Catalunya. Hubo personal de TVE que se quejó de las directrices recibidas para cubrir los hechos del 1-O, y en TV3 es de sobras conocida la preponderancia de la ideología por encima de la creatividad. Porque es obvio que la calidad y variedad de oferta creativa va decreciendo a medida que crece la intervención politizada. Quien eche de menos las pelis clásicas, las series míticas o reportajes nuevos que descubran inesperadas tramas interesantes y no prefabricadas ha visto como, en medio del desierto, le programan debates interminables apoyados en una división maniquea de buenos y malos y con poca sorpresa, excepto la deriva de confrontación que no es lo más previsible del mundo y lo más alejado de las creaciones que llegan al público. La propaganda no descubre mundos desconocidos, solo usa palabras para fines poco creativos.
Todas las cadenas

Viajando por el mundo

19

10 2017

Alfons Martí. Los programas de viajes son, no solo una ventana al mundo, sino un modelo de experiencias que podrían tender puentes entre regiones y ciudades del mundo. Algunos cumplen con ese requisito y otros menos, pero desde el personal estilo de Portillo hasta el esquema de españoles contando sus vivencias en tierras lejanas el retrato de nuevas culturas y puntos de vista desconocidos suelen ser el denominador común. Sin embargo, la tendencia a reducir las experiencias en el mundo a patrones de vida estrictamente privada conduce muchos programas a la esterilidad. Si uno viaja a Malta podría descubrir el curioso cruce de idiomas o intentar retratar rasgos característicos de una cultura de pequeña ciudad. Pero a menudo se pueden ver programas de viajes que parecen prospectos de inmobiliarias, sin más objetivo que realzar las bondades de una vida de lujo de residentes sin contacto con gente del lugar. En uno reciente sobre Malta, ni una sola voz nativa ni apunte descriptivo, solo la calidez de los elementos naturales y una acomodada extranjera mostrando su lujosa mansión con descripciones detalladas del sofá. El colonialismo no se fue.

Etiquetas:

Polémica incesante

27

09 2017

Alfons Martí. La televisión se está convirtiendo en un medio de multiplicar el mismo modelo, como si se copiaran entre los numerosos canales. La polémica sobre Catalunya y su polémico referéndum está llegando a cotas insuperables de tiempo consumido en horarios varios. El caso es que, lejos de situarse en la posición de quienes usan el criterio para analizar, la mayoría de protagonistas, aunque se supone que destacan por sus capacidades, llevan el tema al partidismo puro y duro. Es imposible no darse cuenta de que TV3 usa un argot para describir la situación completamente opuesto a Antena3, por ejemplo. Sin embargo, lo más llamativo en esta agitación para separar amigos de enemigos, es la tendencia actual, no solo a radicalizar posturas, sino A exigir posicionamientos. Así, una lista de famosos es entrevistada con el único objetivo de buscar una declaración de fidelidad a un bando u otro. O sea, que la tan discutida polémica de la consulta se está convirtiendo en una consulta elitista. Pero, consulta, al fin y al cabo. Quien no se posicione parece raro o algo peor. En realidad, es un clima de histerismo que desata los peores instintos de masas y esa obligación de estar a favor o en contra es el indicio de que el referéndum se está llevando a cabo y de la peor manera.