Archivos en ‘Alfons Martí’.

Apuestas y loterías

Alfons Martí. La programación de televisión se ha inundado de loterías, concursos y apuestas desde hace tiempo, y aún más en Navidad. Por ejemplo, TVE no ocultó su apuesta por las apuestas, pues anunció su parrilla de programas especiales navideños presentando la retransmisión del sorteo de la Lotería Nacional como el inicio de la serie de espectáculos de la época.  En parte, los sorteos, loterías y apuestas son un medio nada desdeñable de ingresar dinero por parte del ente público. El problema es que la generación de ilusiones ha desplazado el espacio dedicado a obras creativas, como las películas. Sean dramas, comedias o farsas, las películas dan que pensar, algunas emocionan y, en todo caso, ponen a prueba el gusto del público. Reducir la programación a exhibiciones de glamur narcisista y a loterías no solo rebaja el nivel de lo público, sino que alcanza el punto de ahogar la misma realidad común. Las loterías, concursos, apuestas y demás convierten al espectador en un mero contemplador de un baile de números o en un desesperado en busca de aumentar su fortuna privada. Si algunos creen que en Navidad se fomenta más lo humano, las tradiciones, la creatividad o la imaginación, el desengaño queda patente zapeando y viendo cómo la creatividad se ha reducido a dramatizar el hecho de recibir dinero de un modo mágico.

Etiquetas: ,

05

01 2017

Ya es Navidad, ¿no lo sabías?

Alfons Martí. Parece que la televisión ya ha dado el pistoletazo de salida de toda la simbología navideña: anuncios, especiales de Navidad destacando las vedettes que participarán en ellos, y películas en las que el mensaje de la Navidad no es monolítico y aprovechan la magia de la época para vehicular los más variados modelos y contenidos. La inevitable Qué bello es vivir ofrece un mensaje del todo diferente a otras. Por ejemplo, Fred Claus, el hermano gamberro de Santa Claus, con Vince Vaughn, emitida a principios de diciembre, es una comedia donde se relativiza el éxito y lo convencional. El héroe es un antihéroe, el hermano solitario de Santa Claus, un tipo honesto y espontáneo que logra salvar la distribución de regalos a los niños. El mensaje es el valor absoluto de las ilusiones de los niños. Las comedias suelen recorrer a Santa Claus en la tradición reciente del cine norteamericano, alejándose del dramatismo, porque parece que aún se puede asociar la tradición de Santa Claus o la Navidad con el buen humor y la construcción de caracteres heroicos que despliegan una gran capacidad de sorpresa y de acción. Algo más difícil, al parecer, sin la Navidad.

17

12 2016

Siempre en movimiento

Alfons Martí. Nacidos para correr sigue la huella del reality de moda, el de los famosos dando lecciones. Ahora siempre se trata de ver a VIPS en acción, enseñando a la la audiencia a cocinar, cantar, bailar, enamorarse y, en esta ocasión, hacer running.
Los famosos de Nacidos para correr forman pareja deportiva. En el primer programa fue el torero Óscar Higares instruyendo a la periodista Marta Solano, pero el espectáculo seguirá con Fonsi Nieto o Berta Collado, entre otros, lo cual puede suscitar el interés de un público deseoso de ver a caras conocidas en nuevas situaciones. Es un tipo de guiones que retrata a los famosos como encantadores, hagan lo que hagan. Además, pueden darnos lecciones de acciones que creíamos simples, como comer o ligar. Si correr siempre es la parte más aburrida del entrenamiento para cualquier jugador de fútbol o baloncesto, en este programa los famosos nos enseñarán lo contrario. Hay un equipo de cirujanos y psicólogos cuidando los detalles técnicos de sus trotes y galopes y se exaltan las virtudes del esfuerzo físico. La pregunta es si esos valores no excluyen el valor de los amantes de la quietud o a los mayores incapacitados para machacar el músculo.

16

11 2016

Enamorarse en televisión

Alfons Martí. Si hay un género curioso en el panorama televisivo es el de programas de emparejamientos, enamoramientos en directo y ligues organizados por la tele.
Hubo un tiempo en el que los programas eran o bien ficciones creativas o bien política realista y se suponía que la organización o la política no se entrometía en la vida privada de las personas. Ahora, incluso las inclinaciones personales del corazón son organizados por técnicos o la tele. Ya no se distingue lo público de lo personal, ni lo real de lo ficticio, pues la gran pregunta es si los concursantes se enamoran de verdad o están siguiendo un guión de teatro televisado. Los programas recurren a viejos tópicos como las declaraciones o los granjeros buscando fundar familia, dando lugar a grotescas situaciones.  También se teatraliza y televisa lo que en la vida real está en crisis. En un mundo donde la espontaneidad y desinterés de la amistad y el amor están decayendo, estos programas ofrecen la ilusión de enamorarse. Y no en vano un mago de la seducción como Sobera es quien cosecha más éxito. Los programas recurren a especialistas y guaperas famosos en general para asesorar a los concursantes en su búsqueda de la pareja y luchan, según normas oficiales, como un concursante de Operación Triunfo lo haría para lograr hacerse con el favor del público.

11

11 2016

Horas polémicas

Alfons Martí. Hora punta es una apuesta de TVE para competir con El Hormiguero, el programa exitoso de humor ya automatizado y ritualizado. El presentador es Javier Cárdenas y ya lo están rodeando de polémica. Por una parte, hablan de enfrentamientos entre con el equipo, así como llueven las descalificaciones contra el presentador por su estilo. Un detractor llegó a criticarle que dijera que «Hitler llegó al poder por las urnas», algo absolutamente cierto y registrado en los libros de historia. A Cárdenas le puede repugnar el racismo como al que más y eso no cambia lo de las urnas. Pero es precisamente burlarse de la paranoia y la ignorancia uno de los fuertes del humor radiofónico de los programas de la escuela que sigue Cárdenas. Las críticas en realidad demuestran el disgusto ante un estilo de humor que relativiza el poder y las paranoias masificadas. Hace años, Cárdenas era un modesto miembro del equipo de Alfons Arús, cuyo programa Força Barça hacía las delicias del público exigente en humor de Catalunya. Las entrevistas de Cárdenas a líderes de sectas y frikis iluminados eran simples pero lograban mantener el buen humor general. Las imitaciones y los momentos musicales desplegaban gran creatividad. Poco recuerda Hora Punta esas glorias pasadas, pero Cárdenas mantiene un mínimo de humor relativizante. Hay cosas peores.

27

10 2016

Viaje al centro de la tele

Alfons Martí. Cuando Julio Verne escribió Viaje al centro de la Tierra no pudo imaginar que unos guionistas de la tele futura se inspirarían en el título de su afamado libro para presentar un programa de entretenimiento, cuya estrella principal es, sin duda, Santiago Segura. El personaje que pone la voz es, en efecto, muy adecuado para la linea del programa, la cual consiste en mostrar escenas musicales o cómicas protagonizadas por gente que ha formado parte del stablishment televisivo. Las escenas, con Matías Prats cantando o algún presentador estrella bailando son acompañadas de comentarios cínicos que encajan perfectamente con el estilo friki militante de Segura. Ni desborde de imaginación ni nada más que comentarios en la linea mofa hacia las celebridades de la plantilla televisiva. Es el humor previsible que se fija en los defectos y carencias en las actuaciones de gente que ha llegado a ser parte de la tele y populares, con o sin mérito.  El humor fácil que descalifica se reduce a sarcasmo, un dardo rabioso lanzado a los que forman parte de las alturas a las que desea llegar todo aspirante a rico y famoso. El precio a pagar es la escasez de talento en las escenas escogidas, igualada por la carencia notoria de talento e imaginación en los comentarios.

11

10 2016

Ciencia ficción policial

Alfons Martí. La tradición de las películas de ciencia ficción es larga en Hollywood, dejando algunas obras maestras del género junto a productos más modestos y algunos para ovidar. El boom de ese tipo de propuestas coincidió con el auge de una visión futurista a partir de los 60. Hubo críticas políticas, como las excelentes entregas de ladrones de cuerpos, pues eran películas que denunciaban la deshumanización política. Pero el ingrediente más común en esas obras de ciencia ficción es la búsqueda de lo imposible. Superhéroes y supervillanos armados de superpoderes desafiando, sin cesar, leyes humanas y naturales. El caso es que el esquema parece haber invadido el mundo de lo policiaco. Ahora proliferan las series donde el protagonista es un agente –o más de uno– superestrella sin defectos ni cualidades humanas, sin virtudes ni carencias ni humor pero cruzando la barrera de lo posible sin cesar. Tecnología que les eleva a omnipotentes, armas letales y peligros de exterminio masivo. Gran despliegue de efectos y chispas excitantes pero sin conexión algua con la realidad. La verdad, el tipo de seres robotizados, adictos al gimnasio y a las persecuciones aéreas que no generaría confianza a nadie que precise confiar en un proceso civil. Parece un juego de pura ficción. Un ejército de drones.

30

08 2016

Bajo tierra

Alfons Martí. Uno de los programas más atractivos y dignos de ver actualmente es Ciudades bajo el mar, en Cuatro. Como era de esperar, un programa excelente se emite en horario difícil, pero no hay fruto sin esfuerzo. Es una mirada hacia la esencia de las ciudades, combinando espíritu aventurero y admiración por las grandes gestas de la civilización. En mi opinión, es un notable mérito volver la mirada a las entrañas de nuestra vida real. Uno puede sentirse Indiana Jones siguiendo un recorrido por las venas de Estambul, descubriendo más de lo imaginable. Descubrimos cómo las ciudades están construidas en orden histórico, la más antigua en el fondo y la más reciente en la superficie aunque siguen siendo las mismas. En Estambul, por ejemplo, nos conducen al antiguo corazón de la ciudad, el Hipódromo, siguiendo rutas escondidas o nos admiramos al enterarnos cómo unas columnas clásicas siguen aguantando, bajo sus pies, el peso de la gran urbe. Y esa es la metáfora de este interesante estilo de exploración: cada sorpresa nos enseña cómo los tesoros de la civilización no pasan y sus cimientos aguantan literalmente nuestro mundo. Excelente fórmula televisiva. Aire refrescante.

26

08 2016

Humor sólido

Alfons Martí. El programa Cómo nos reímos es un acierto. Una especie de oasis en un desierto de aburrimiento y esterilidad creativa. El humor en acción de Eugenio, Martes y Trece o Gila irrumpen en la pantalla cual ave fénix, demostrando que la ironía y la imaginación no conoce épocas y resiste modas y barreras generacionales.
Acostumbrados a oír hablar de personajes del pasado reciente solo por tristes detalles biográficos o cotilleos, este programa se eleva hasta la decencia televisiva, permitiendo ver en acción fragmentos de creatividad perenne. Entre estas figuras serias del humor y el vacío intento de ser graciosos hay diferencias: los Gila y demás pueden darnos que pensar utilizando recursos que nos hacen reír siempre porque hablan de la experiencia humana y no usan humillaciones ni recursos feos basados en estereotipos devaluadores. El sentido común de estos artistas era el fundamento de sus construcciones humorísticas. La guerra, la amistad, las pasiones humanas, las tristezas y alegrías, todo lo verdaderamente universal era la diana de sus ingenios.  Uno se ríe con ellos porque su humor nos permite tomar distancia con las realidades y durezas de la vida. Y si nos hacen reír ahora como a anteriores generaciones es porque somos igualmente humanos. El humor es algo muy serio. A veces inconformista y perenne.

16

08 2016

Trabajo temporal

Alfons Martí. El título del programa de RTVE es engañoso, pues no se trata de mostrar los sufrimientos e incertidumbres del empleo efímero, en general mal pagado y temporal propuesto para la mayoría. Lo contrario: el programa consiste en grabar escenas de famosos y celebridades como Ana Obregón charlando con y supuestamente iniciándose en empleos duros, monótonos y anónimos. La filosofía del programa es glorificar la vida del anónimo empleado de cocinas, mantenimiento o limpieza rodando escenas de famosos intentando aprender esos duros oficios. Las presuntas estrellas, al regresar a su vida de altos vuelos, expresan su agradecimiento a los empleados de manera exagera y sentimentaloide. El caso es que están elevando a los altares a los oficios que ellos para nada tocarían. No obstante el conformismo propuesto, el programa tiene el acierto de ver en plena actuación a los famosos, desplegando sus capacidades de réplica e improvisación ante una olla o un pepino enorme que tienen que cortar del modo más ortodoxo. Los diálogos son entretenidos porque el personaje se permite el papel de torpe, seducido o aplicado aprendiz dando rienda suelta al talento teatral. Además, resulta interesante ver cómo los trabajos monótonos se llevan a cabo mientras el invitado se exhibe, tal vez la única forma de romper la monotonía.

Etiquetas: , ,

29

07 2016