Archivos en ‘Iris Luque’.

La voz de los jubilados

Iris Luque. El pasado sábado las redes sociales enloquecían con las declaraciones en el programa laSexta Noche de Paquita Martín, una jubilada de 91 años. En un turno de preguntas entre el público, Paquita reclamaba que las pensiones de los hombres y las mujeres se igualasen, incluidas las de las viudas a las que, hace años, echaban de sus trabajos cuando se casaban. Afirmó que «yo no sé nada de economía, pero sé de la economía de mi casa», y dijo que la solución para todos los problemas de las pensiones era «dar más trabajo a los jóvenes». La frase que acabó de conquistar al público fue la final: «Tengo 91 años pero no soy gilipollas». Efectivamente, Paquita no es gilipollas. Arregló la situación económica de España en dos minutos y medio, puso sobre la mesa la problemática de las pensiones, el trabajo joven y el machismo salarial. Estoy segura de que muchos jubilados de España pensaron lo mismo al escucharla. Ahora es el turno de que los que tienen el poder también escuchen a Paquita, la voz de los jubilados, y comprendan que sabemos que las soluciones pueden ser más fáciles de lo que ellos nos quieren hacer creer.

18

01 2017

Otra vez no, por favor

Iris Luque. La evolución de la programación televisiva se ha estancado, y cada vez enchufar la caja tonta da más pereza. El último ‘gran descubrimiento’ de laSexta se llama Tú sí que sí. Antes incluso de saber de qué va, se puede intuir que será un programa rancio, de los que aguantan mes y medio en pantalla. Para los que no hayan escuchado hablar de él, se trata de un talent show al más puro estilo americano presentado por Cristina Pedroche, en el que se decide entre el jurado y el público si la actuación que acaban de ver es digna de pasar a la siguiente fase. Todo estaría muy bien si no fuera una copia del programa de Cuatro Tú si que vales, que se retiró de la programación tras finalizar la segunda edición. ¿De verdad las cadenas no aprenden que en este país no funciona este formato? Ya lo intentó La1 con Insuperables—por cierto, producido por Gestmusic, productora que también llevó Tú si que vales y que llevará Tú sí que sí — y volvió a fracasar estrepitosamente. Tras el intento de Mediaset y TVE, es el turno de Atresmedia. Siempre dicen que a la tercera va la vencida, pero creo que en este caso la vencida será, por tercera vez, la productora.

11

01 2017

Viejas glorias

Iris Luque. Ya está aquí, ya ha llegado.  En poco tiempo dará comienzo una nueva edición de Gran Hermano VIP, y con esta ya van cinco. He de confesar que nunca he sido muy fan de Gran Hermano, pero a la versión clásica le tengo más aprecio. Empezó como experimento social y aunque ahora se haya desvirtuado hacia la farándula más rancia, siempre quedan concursantes nostálgicos que dejan entrever la esencia del programa. Pero Gran Hermano VIP es otra cosa. Un batiburrillo de famoseo que expone sus vergüenzas en la pequeña pantalla, con figuras actuales como Daniela Blume o Aless Gibaja y viejas glorias que desaparecieron hace años de la parrilla televisiva más conocida, como Alonso Caparrós. En el fondo, son estos últimos los que más lástima me producen. Antiguos mitos que luchan por tener sus minutos de fama. Que buscan que la audiencia no les olvide, y volver a los platós de televisión o al interior de la prensa rosa. Parece ser que la fama es tan adictiva como el tabaco, así que algunos personajes televisivos deberían plantearse que su momento de gloria ya ha pasado, y dejar los focos a un lado y desintoxicarse de los realities como quien abandona el cigarrillo.

04

01 2017

Emisiones retrógradas

Iris Luque. La Navidad es una de las épocas en las que más vemos la televisión. Pero hay veces que es mejor apagar la caja tonta. Mientras estoy redactando este artículo, en mi casa están viendo la mítica película ‘Siete novias para siete hermanos’, largometraje del año 1954 y cuya trama es una historia machista desde el inicio hasta el final. Para los que no hayan tenido la oportunidad de ver este clásico, los protagonistas son siete hermanos que viven en la montaña. El mayor de ellos decide bajar al pueblo para, entre otras cosas, encontrar a una mujer que limpie y guise para él y sus siete hermanos. Al ver la situación, los seis hermanos deciden raptar a seis muchachas del pueblo para casarse con ellas. Aunque haga 62 años que se estrenó, la emisión de este tipo de películas sostiene el estigma machista que sigue pesando en la sociedad actual. Se ofrece la imagen de que las mujeres son (somos) meros objetos a disposición de los hombres, y con la obligación de pedir permiso a sus progenitores para casarse con los hombres que les han secuestrado. Son clásicos, sí, pero ¿qué tipo de contenidos estamos emitiendo en horario infantil? Espero que las actitudes de los protagonistas no calen en la conciencia de la gente más influenciable de nuestra época: los niños y los jóvenes.

28

12 2016

Realidades apasionantes

Iris Luque. Creo que mis programas de televisión favoritos son los de investigación. Te acercan realidades apasionantes y tienen la capacidad de teletransportarte —valga la redundancia— al interior de la historia. Este pasado lunes, Cuatro emitió una nuevo episodio de Fuera de Cobertura llamado El Estrecho: puerta giratoria. Los españoles que han tenido que buscar trabajo fuera en Europa son habituales, pero el lunes descubrí que la emigración española también llega a África. En el programa, jóvenes y no tan jóvenes cuentan porqué dejaron el país y se fueron a Marruecos, muchos a ser ‘sin papeles’. Rafa, un catalán, ha conseguido formar una empresa de 50 trabajadores después de tener que dormir en su coche y trabajar de manera ilegal durante bastante tiempo. Otro de los emigrados es Miguel. Trabaja en una obra y su sueldo no le da más que para vivir y mandar dinero a sus hijos. Como decía antes, me gustan los programas de investigación porque te acercan realidades apasionantes. De esas que hay que conocer para tener conciencia de que vivimos en una burbuja que puede explotar en cualquier momento.

21

12 2016

Entre colegas

Una entrevista de periodista a periodista siempre es digna de ver. En el último Salvados, Évole intentó poner contra las cuerdas a Juan Luis Cebrián, consiguiendo un éxito a medias. Las preguntas fueron tan directas e incisivas como siempre, pero el presidente del Grupo Prisa capeó acusaciones –como la de su implicación indirecta en los papeles de Panamá– con elegancia y sin despeinarse. Al fin y al cabo, él mismo reconoció que había recibido presiones por parte de la clase política durante su etapa al frente de ‘El País’, ¿cómo no iba a poder con un periodista 30 años más joven que él? En cualquier caso, ambos superaron las expectativas en este duelo de caballeros. La entrevista nos dejó perlas como la desvinculación de su diario de la ideología de izquierdas –¿desde cuándo?–, o que el poder de los medios hace fácil quitar a un político. En cualquier caso, el programa de este domingo fue de esos que te dejan enganchada a la pantalla hasta que acaban y que, para periodistas noveles como yo, enseñan lo agudo que hay que ser, tanto para sacar buena información a un entrevistado como para ocultarla elegantemente a los colegas.

14

12 2016