Archivos en ‘Josep Oliver’.

Ya no soy inculto

24

01 2012

Josep Oliver. Como ya saben ustedes, los cánones de belleza han ido cambiando con el tiempo. Y si no, que se lo pregunten a Rubens, que pintaba todas aquellas mujeres de cuerpos rebosantes, llenos de vida, energía y michelines. Pero ha llovido mucho desde aquello y nuestra sociedad está muy lejos de aquella que valoraba los cuerpos gruesos porque eran sinónimo de vida sana y acomodada. Ahora es todo lo contrario. Leo que, si hace unos años, las modelos eran un 4% más delgadas que la media de mujeres corrientes, hoy este dato se sitúa en un 18%. Así, me llaman la atención todos estos programas que siguen la pérdida de peso de alguien muy traumatizado por su volumen: me refiero a Ya no estoy gordo, Cuestión de peso (Mtv), Novias a dieta (Divinity), Kilos fuera (De casa), todos realities que buscan llevar a sus protagonistas a la felicidad rebajando su talla. No tengo nada que decir a tener un peso adecuado; pero creo que algunos se quedan lo de corpore sano y se olvidan del resto del lema. No verán ustedes un programa que se llame Ya no soy inculto, o que persiga el enriquecimiento espiritual de sus participantes.

 

Etiquetas:

Los cazatesoros

12

01 2012

Josep Oliver. La semana pasada les hablaba de uno de mis nuevos programas favoritos, la serie documental La vida sin nosotros. La verdad es que a veces es una suerte tener algunos canales de pago más, porque, cambiando la famosa frase de Larra, ver la tele en España es llorar. Los canales abiertos apenas dejan un recoveco a la inteligencia del lector, que tiene que migrar a quién sabe qué prados más verdes para su solaz. Otro de los programas que me ha sorprendido agradablemente en Canal Historia ha sido Los cazatesoros. Verán, mi abuelo paterno, l’amo en Pep Pinero, fue un hombre que vivió de lleno la posguerra, y como muchos de su generación, aprovechaba todo lo que tenía. Es más, no tiraba nada que no pensara que pudiera aprovechar más tarde. A resultas de esto, he crecido rodeado de cachibaches, reliquias y trastos de todo tipo, de los que muchos de ellos crían polvo sin un propósito determinado. Por eso me gusta Los cazatesoros. Esa aventura por graneros atestados de cosas viejas, donde la pareja protagonista busca alguna pieza valiosa, me resulta simpática, familiar, cálida. La verdad, me hubiera gustado que estos dos se acecaran a casa de l’amo en Pep a ver qué encontraban.

Tanto Mota Mota tanto

11

01 2012

Josep Oliver. Bienvenidos a 2011. Aquí me tienen, como siempre en su cita de los jueves, en la que seguiremos comentando lo horrible que es la televisión que tenemos en nuestro país. Si ustedes fueron parte de ese 56% de audiencia que decidió pasar la Nochevieja con José Mota y las Campanadas en TVE, enhorabuena. Mientras Cuatro dejaba el honor a otro de esos presentadores con síndrome de Peter Pan (Flo) y Telecinco ni siquiera tenía que estrujarse mucho el cerebelo y ponía en una cena a sus habituales telebasuriles de Sálvame, TVE se despachó con un especial del humorista José Mota, que hizo risas de la triste crisis que pasamos y no por ser una cadena pública dejó de atizar con sus bromas al Gobierno. Grande Mota, y grande el estilo que ha sabido forjarse en solitario, sin el otro de Cruz y Raya, ya saben, el rubio que debía de ser el que ponía los chistes de Jamematen, gitanos, y tal. Y mientras tanto, Telecinco y Antena 3 se echan descaradas pullas una a otra en sus promos, como niños, a cuenta de las audiencias. Esperemos que este 2011 nos traiga algo de cordura en la programación, porque si no me veo de nuevo recomendándoles que apaguen la caja tonta.

Etiquetas: ,

Inocentadas ideológicas

04

01 2012

Josep Oliver. El Día de los Inocentes, es decir, ayer, es uno de esos días en los que uno ojea los periódicos y escucha con curiosidad las noticias para ver qué inocentada intentan colarnos. Normalmente, como es el caso de esta santa casa, se trata de alguna noticia ligera, con un punto de humor blanco, y fácilmente discernible, aunque haya habido años en que algunos lectores han picado. La finalidad de esta tradición no es, creo yo, engañar a nadie, sino jugar por unos momentos al desconcierto, a la broma -nunca mejor dicho- inocente. No obstante, constato que en televisión esta práctica tiene cada vez menos predicamento. Quizá tiene que ver con la credibilidad que los informativos desean establecer, y que una inocentada podría perjudicar (ya se sabe, la gente es tan estúpida que podría confundir realidad con fabulación). Lo que no entiendo es por qué, si ya no se estilan las inocentadas, porque algunos informativos son en la práctica tan tendenciosos: partidistas hasta el sonrojo o la vergüenza ajena. Bueno, quizá sí lo entiendo, y es una cuestión que no tiene que ver con las inocentadas y sí con las ideologías. ¡Cuídense de quienes les quieren hacer pensar a su manera! ¡Feliz Año Nuevo!

Ya no es lo que era

22

12 2011

Josep Oliver. La noria con unos anunciantes de risa: páginas web dedicadas a suplementos vitamínicos para culturistas o donde te compran los móviles viejos. Desde luego, La noria ya no es lo que era. El pobre Jordi González tiene que tragarse su orgullo y anunciar melones de la huerta de Murcia, incluso acabar su promoción besando uno. Jordi ya no es lo que era. En El intermedio, nos anuncian la inminente partida de Beatriz Montañez, que deja la televisión para emprender formación personal. El programa de Wyoming ya no es lo que era. Para más inri, La Sexta anuncia la fusión con Antena 3 en una, en principio, extrañísima amalgama: La Sexta, cadena de talante progresista, y Antena 3, más bien de centro-derecha. Desde luego, la cadena de Emilio Aragón ya no es lo que era. Ni HBO, la cadena nortamericana se salva: acaba de cancelar, tras tres temporadas, dos series que personalmente seguía: Hung y Bored to Death. En fin, la televisión ya no es lo que era. Pero no le hagan caso: son días para pasar en compañía de nuestros seres queridos. Pónganla bajito para que no moleste y hagan vida familiar; después lo agradecerán. ¡Feliz Navidad!

Maneras de morir

15

12 2011

Josep Oliver. No sé si ya les hablé de la flagrante contradicción en la que cae Antena 3 al intentar ser una cadena de ámbito familiar y para todos los públicos, y al mismo tiempo programar espacios de dudoso contenido ético y de pernicioso gusto como Impacto total. Uno que he descubierto recientemente, también en su canal Neox (ese canal que se supone que está dirigido a los hombres, por lo que la programación ha de estar llena de adrenalina: accidentes, tiros y emociones fuertes en general), es 1000 maneras de morir, un programa norteamericano en el que se recrean óbitos inusuales basados en hechos reales. No se trata de acercarse al fenómeno de la muerte desde una perspectiva cercana y natural, como las coplas de Jorge Manrique harían, no, el enfoque se hace desde el morbo y desde algo aún más malévolo: la inferencia que se hace, de forma subrepticia, de que aquellos que murieron de forma tan curiosa se lo merecían: gángsters que mueren degollados en un accidente o ayudantes de laboratorio despechadas que la espichan por una intoxicación, situaciones que ellos mismos provocaron. En fin, una especie de justicia poética muy a la americana. Llámenme bobo, pero yo esto no lo entiendo.

Malas noticias

09

12 2011

Josep Oliver. Ya lo comentábamos en el blog de Telelevisión en la página web de Ultima Hora (¿no lo conocen aún? ¿Y a qué esperan para entrar y comentar?), si es que se veía venir. Cuatro ha decidido prescindir del espacio satírico Las noticias de las dos, que tan sólo pudo sumar once emisiones en franja de pre-prime time antes de ser eliminado. El espacio de humor de la productora de Buenafuente no ha convencido a nadie (bueno, a un exiguo 1- 2% de la audiencia); y no me extraña, porque era más bien malillo. Ya hay diversos espacios del mismo palo, y si uno tiene que ver alguno de ellos, se va al que sabe que funciona, como es el caso de El intermedio. Pasan los años y el espacio del Gran Wyoming, pese a los cambios, sigue incombustible y con la misma causticidad. En cambio, una sosa Silvia Abril y una Ana Morgade (que personalmente nunca he soportado) no eran suficientes, ni siquiera con las infinitas transformaciones de David Fernández (seguro no por el nombre no lo reconocen, pero si digo Chikilicuatre enseguida se sitúan), para tirar adelante el espacio. Cuando uno sólo mira el reloj para ver cuándo termina lo que está viendo es mala señal.

Los muertos

09

12 2011

Josep Oliver. Hemos llegado ya a la mitad de la segunda temporada en The Walking Dead. Ahora, un parón nos mantendrá en vilo hasta febrero, cuando la serie volverá con seis capítulos más. La verdad es que esta segunda temporada está siendo atípica, al menos si la comparamos con la anterior. Hay mucha menos acción, apenas una localización (la granja de Hershel) y la trama es mucho más reflexiva. Sin duda algo muy diferente de lo que los amantes de la casquería imaginaban que iba a ser. Posiblemente el despido del creador de la serie y el cambio de guionistas haya tenigo algo que ver en todo esto. Pero la verdad es que la serie sigue siendo tan buena como antes. Sí, con otro aire, pero es que, al fin y al cabo, el género de zombies habla sobre las dificultades de vivir en sociedad, sobre que el lema hobbesiano de el hombre es un zombie para el hombre. A través de sus personajes, nos hace cuestionar nuestra naturaleza y nuestro empeño en sobrevivir incluso en las más horribles circunstancias. Y lo mejor de esta media temporada, ya verán, se encuentra al final de ese último séptimo capítulo. Véanlo y luego me cuentan.

Etiquetas:

Horror americano

24

11 2011

Josep Oliver. Si ya es difícil crear una buena película de terror, más difícil todavía es crear una serie de terror. Pocas veces se ha intentado, y menos se ha conseguido (me viene a la mente aquella Riget, serie de Lars Von Trier), pero, por lo poco que llevamos visto de American Horror Story, que emite el canal Fox en España los lunes por la noche, quizá estemos ante una producción que marque un nuevo hito en esta dirección. La serie parte de una premisa básica en el género de terror, la casa encantada, para construir un relato de horror moderno. Una antigua mansión, en la que sucedieron una serie de hechos escabrosos, es adquirida por una pareja en crisis. A medida que pasa el tiempo veremos cómo esa casa empieza a afectar al comportamiento de sus nuevos inquilinos. American Horror Story es una serie arriesgada, con un discurso fragmentado y un uso de los saltos temporales que puede liar al más avezado. Quizá por ello precisamente es más que interesante: creo que puede ser la gran apuesta de la temporada y les animo a verla, a darle una oportunidad y a que la curiosidad por el avance de la trama les atrape. Creo que no se arrepentirán.

Amor campestre

18

11 2011

Josep Oliver. El pasado miércoles finalizó la cuarta entrega de Granjero busca esposa, el peculiar concurso-reality en el que Cuatro busca pareja a diversos trabajadores del agro de nuestra piel de toro. No puedo evitarlo; siento cierta debilidad por este concurso. Dentro de la hiperrealidad -o la falsedad, como quieran ustedes- que nos vende la televisión, Granjero busca esposa es aún un lugar donde encontrar reacciones genuinas, sentimientos en estado puro. No en las señoritas que van a los pueblos a intentar cortejar al señor granjero -muchas de ellas ya vienen con un papel aprendido, incluso alguna de ellas tiene claro que ni en broma trocaría su vida urbanita por una nueva entre vacas y cerdos-, mas sí en los protagonistas, ellos. Muchos de ellos poseen la inteligencia y a la vez la simpleza del campo. Una simpleza no en sentido despectivo, sino en el de una inocencia genuina de quien no ha sido todavía embrutecido por la mentalidad amoral y ultracapitalista de la televisión. Es por eso que el programa, tras cuatro años, sigue teniendo éxito y atractivo para los espectadores. Ese aspecto bonachón, esa buena fe, esa autenticidad de los granjeros es en lo que estriba, en mi opinión, el éxito de este espacio.