Archivos en ‘Samantha Coquillat’.

¿Reinventarse o no?

Samantha Coquillat. Debido a un declive de la audiencia tras cinco emisiones, el programa Buenas noches, Buenafuente, se despedirá el próximo domingo. Muchos entendidos (o que se creen entendidos) en el tema achacan esta marcha al formato repetitivo de Andreu Buenafuente. Al respecto, el catalán ha asegurado en su blog “Yo solo sé hacer bien esto, así que lo tengo fácil. Pensaré otra cosa. ‘Reinvéntate’ me dicen algunos. No me da la gana. Un número de audiencia no me hará reinventar”.
Y estoy de acuerdo con él. ¿Por qué debería reiventarse? ¿acaso se lo piden a Matías Prats o a Ana Blanco, dos perennes de los informativos; a Anne Igartiburu, conductora monótona de las noticias rosas; a Paula Vázquez, incansable de los realitys; o a Carlos Sobera, un eterno de los concursos? No.
Buenafuente ha dado muy buenos momentos en televisión desde distintos programas y diferentes cadenas. Buena muestra de ello son los diversos premios que ha ido recogiendo a lo largo de su carrera. No le hace falta reinventarse, a lo mejor la que debería reinventar es la audiencia, aquella que apuesta por Gran Hermano 12+1.

24

05 2012

Innovación sin precedentes

Samantha Coquillat. Telecinco prepara un nuevo programa para la próxima temporada, La Voz. El objetivo del mismo es encontrar una voz con talento. ¡Qué originalidad! Lo nunca visto y escuchado hasta ahora. Y los encargados de evaluar a los participantes serán los artistas David Bisbal, Melendi, Rosario Flores y Malú. Segunda innovación.
Además, el público podrá escuchar y valorar la audición del 1 al 10. Tercera novedad.
Y el presentador del programa no es otro que Jesús Vázquez. Cuarta primicia.
Sin duda, se trata de una innovación sin preferentes que nada tiene que ver con otros programas conocidos hasta ahora como Operación Triunfo o Número Uno.
Para los mal pensados, diré que cualquier parecido con otro programa es pura casualidad. Por ello son totalmente infundadas las demandas de plagio que se han ido intercambiando Antena 3 y Telecinco por magazines de este tipo o series como Aquí no hay quién viva y La que se avecina.
Son simplemente caprichos del azar, nada tiene que ver con la guerra abierta por la audiencia.

Etiquetas: ,

11

05 2012

Exquisitamente imperfectas

Samantha Coquillat. El canal Divinity acaba de celebrar con éxito un año de emisión en España, apostando por satisfacer a una audiencia de mujeres de entre 16 y 44 años que se quieren a sí mismas y admiten sus propios defectos, según su director Sergio Calderón.
Las series que se emiten en este canal huyen del prototipo de mujeres perfectas, aquellas que son capaces de poner una lavadora, hacer la comida, cuidar, mimar y jugar con los hijos, tener la casa limpia, hacer la compra, ser buena esposa, buena amante y buena amiga. Todo al mismo tiempo, sin despeinarse ni un pelo y sin descuidar su belleza y estilo.
Huyen de este concepto de ‘superwoman’ y apuestan por personajes tan cercanos como Carrie Bradshaw (‘Sexo en Nueva York’) que vive en el desorden físico y sentimental; la despistada e impulsiva Susan Delfino (‘Mujeres desesperadas’); la indecisa Meredith Grey (‘Anatomía de Grey’), o la testaruda Kitty Walker (‘5 hermanos’).
Ellas son el reflejo de muchas de nosotras que, a pesar de que buscamos la perfección, somos exquisitamente imperfectas.

Etiquetas:

03

05 2012

Y ¿cómo es él?

Samantha Coquillat. Y ¿cómo es él? ¿En qué lugar se enamoró de ti? ¿De dónde es? ¿A qué dedica el tiempo libre? Pregúntale, ¿por qué ha robado un trozo de mi vida?
Perales nunca imaginó que la letra de esta canción, que escribió hace ya bastantes años, definiera a la perfección el papel de Pablo Motos durante la entrevista que le realizó en El Hormiguero. Una vez más, el presentador quiso pasar por encima del entrevistado y ser la auténtica estrella del magazine.
A este showman no le importan las respuestas del invitado, ni la información que pueda sacarle, sólo le interesa ser el protagonista indiscutible utilizando para ello bromas repetitivas, chistes cansinos y pruebas absurdas.
No critico que se utilice el humor en las entrevistas, es más, lo defiendo porque le dan un cariz más cercano. Pero lo que no comparto es que ese humor adquiera una relevancia extrema hasta el punto de llegar a «enterrar» al entrevistado.
Hace un tiempo, el actor estadounidense Jesse Eisenberg declaró «el programa parece estar diseñado para humillar a los invitados: muestran fotos estúpidas de ti, hacen bromas sobre ti, la audiencia se ríe.»

26

04 2012