Archivos en ‘Urko Urbieta’.

Un comienzo prometedor

Urko Urbieta. Telecinco no se caracteriza últimamente por estrenar ficciones, en favor de realities con famosos de saldo. Por eso, el estreno este lunes de la ambiciosa Sé quién eres, se esperaba con mucho interés. Y, sin duda, no ha decepcionado, es más, el primer episodio de la serie es una carta de presentación muy sólida, plantea bien la situación y no se precipita. Una vez visto el resultado, parece incomprensible que no le hayan encontrado un hueco hasta ahora, año y medio después de que comenzaran a promocionarla. La serie, escrita y dirigida por Pau Freixas (Pulseras Rojas), que cuenta con un inicio y un final potentísimos (a ver si aprenden los guionistas de Pulsaciones), sigue a un respetado abogado y profesor universitario (Francesc Garrido), el principal sospechoso de la desaparición de su sobrina y alumna. El problema es que sufre amnesia tras un accidente de coche y no recuerda nada, ni siquiera quién es. Pero el resto de personajes sí recuerdan quién es, y conocen sus métodos. ¿Qué es verdad y qué es mentira? A favor de Sé quién eres, destaca su competente reparto repleto de caras conocidas: Blanca Portillo (que asusta de tanta presencia que tiene), Carles Francino (Víctor Ros), Aida Folch (Cuéntame) o un sorprendente Martín Rivas (El internado), entre otros. Para fans de Acusados, Motivos personales o Desaparecida, esta es su serie.

19

01 2017

La serie que amará Mariló

Urko Urbieta. Pulsaciones tiene un problema de raíz, ya que exige un importante acto de fe por parte del espectador que debe aceptar la conocida teoría de la ‘memoria del corazón’ (esa de la que hablaba Mariló Montero en su programa) sin dejar escapar la risa tonta cuando al protagonista le sobrevienen los flashes de su donante. La serie sigue a un neurocirujano recién trasplantado de corazón (Pablo Derqui) que empieza a tener sueños y recuerdos que guardan relación con su donante (Juan Diego Botto), lo que le llevará a interesarse por su misteriosa muerte, colaborando con una periodista (Meritxell Calvo), acercándose demasiado a la esposa del fallecido (Ingrid Rubio) y poniendo en peligro la relación con su mujer (una excelente Leonor Watling). El primer episodio de Pulsaciones destaca por su potente inicio, el esforzado trabajo del reparto y por las ganas de ofrecer algo diferente. Si uno entra en el juego, el resultado final, aunque con agujeros –¿si el cuerpo del vagabundo llevaba horas en el río porque muestran a su gato vivito y coleando?– y topicazos a costa del trabajo periodístico –me encantaría conocer a un periodista que pueda estar un año sin publicar una sola palabra de su investigación–, es suficientemente bueno para querer seguir viendo más. Veremos cómo se desarrolla.

15

01 2017

Toros, religión y banderas

Urko Urbieta. Espero que no se perdieran este jueves el capítulo de estreno de Mentes criminales: sin fronteras, titulado ‘Toro bravo’. Si no lo vieron, les aseguro que fue la monda. Esta ficción calca la fórmula de éxito de su serie madre, Mentes criminales –que le permite seguir en antena 12 años después de su estreno–, pero trasladando las investigaciones criminales por todo el mundo. El problema es que el equipo técnico y artístico no se ha movido jamás de EEUU. Así que imagínense el resultado final: inenarrable. Tras pasar por multitud de países, en este episodio nos ha tocado a nosotros. ¡Agárrense los machos! El equipo liderado por Jack Garret (al que da vida Gary Sinise, que te sirve para estar nominado al Oscar por Forrest Gump y luego interpretar durante diez años al protagonista de CSI:NY con cara de seta) se traslada hasta Pamplona para investigar la desaparición de un norteamericano durante los Sanfermines. Por obra y gracia de la serie, en la capital navarra solo hay toros, religión y banderas españolas por todas partes. Imposible encontrar más guiños cutres por minuto. ¡Y olé! Entre las menciones a Xavi Alonso –que no es navarro sino vasco–, a Cristiano Ronaldo, a la izquierda abertzale y a Hemingway, tanto topicazo me obliga a no dejar a esta serie salir sana y salva del encierro.

08

01 2017

Cuatro deseos

Urko Urbieta. Para el nuevo televisivo he pedido cuatro deseos a las cadenas. Quizá se cumplan, o tal vez no. Pero ahí van. Uno de mis grandes anhelos es que, por fin, aparezca un programa de entrevistas decente. Y no, estimados lectores, desde luego que El hormiguero de Antena 3 no lo es. Ay, ¡cuánto se echa de menos al Manel Fuentes y su troupe de Fuentes & Cía! Ya no se hacen espacios así. Por otro lado, a TVE le deseo que la tercera temporada de El ministerio del tiempo sea tan buena o más que la segunda. Espero que la marcha de Rodolfo Sancho no se note demasiado en las tramas. Para superarlo, tendremos a Pacino a tiempo completo. ¿Quién me iba a decir que me gustaría una interpretación del normalmente inepto Hugo Silva?
A Telecinco le pido que estrena de una vez Sé quién eres, su serie de suspense con Blanca portillo y Carles Francino, entre otros. Y le deseo que funcione. Aunque huele raro que la anunciara a bombo y platillo y seis meses después siga encerrada en su despensa. Además, espero que su Perdóname, señor, una miniserie en la que Paz Vega interpreta a un monja enamorada de un narcotraficante, sea tan mala y loca como parece. ¿Alguno se cumplirá? Seguiremos informando.

02

01 2017

Una historia bien contada

Urko Urbieta. La televisión pública parece que no ha acertado estrenando todos los lunes de este mes las últimas TV movies que tenía en la recámara. Y 22 ángeles, que emitió el pasado 12 de diciembre, tampoco ha pasado la prueba de la audiencia. A pesar de  contar con una factura impecable, la historia de la expedición que llevó la vacuna de la viruela a las Américas no ha interesado al espectador. Una verdadera pena. Basada en una novela publicada en 2010 por la escritora Almudena de Arteaga, el telefilme tiene como protagonista a una excelente María Castro (Sin tetas no hay paraíso, Seis hermanas), que cuenta la vida real de Isabel Cendal –responsable de un orfanato de A Coruña–, que cruzó el océano Atlántico en el siglo XIX, bajo las órdenes del doctor Francisco Javier Balmis (un siempre acertado Pedro Casablanc) y el cirujano José Salvany (Octavi Pujades), acompañando a 22 niños gallegos a las Américas, que portaban en su cuerpo la vacuna de la viruela. A pesar de que el presupuesto resulta a todos luces  insuficiente, 22 ángeles se beneficia de un director curtido en televisión como es Miguel Bardem y de unos escenarios naturales espectaculares. Denle una oportunidad. La merece.

27

12 2016

Necesaria e insuficiente

Urko Urbieta. A Telecinco le gustan los líos. Si no les ha bastado la polémica con ese franquismo rosa achampañado que ofrecen en la infecta Lo que escondían sus ojos, la semana pasada volvieron a liarla con el estreno de El padre de Caín, miniserie que encendió las redes sociales una vez más. La ficción, basada en una novela de Rafael Vera, exsecretario de Estado de Seguridad y condenado a 10 años de prisión por su implicación en el secuestro de Segundo Marey por los GAL, sigue a Eloy (Quim Gutiérrez), un guardia civil destinado a San Sebastián en los 80 para luchar contra ETA. En Madrid deja a su mujer embarazada (una poco aprovechada Oona Chaplin) e inicia una tórrida relación con Begoña (Aura Garrido, que no parece cómoda en el papel asignado). Lo mejor que se puede decir de esta producción es que es arriesgada en su historia –pocas veces se ha tratado en televisión el entorno de la banda terrorista– y que cuenta un look final muy cinematográfico. Eso sí, la innecesaria historia de amor alarga y entorpece el resultado final de la serie, que no termina de dar todo lo que prometía. Esforzado trabajo de Quim Gutiérrez y mención especial para Patxi Freytez, que da vida a su compañero, y Teresa Hurtado de Ory, como su amargada esposa. En definitiva, El padre de Caín es tan correcta como insuficiente.

18

12 2016

Enemigos íntimos

Urko Urbieta. Punto negativo para TVE: no puede ser que apuesten por producir una tv movie tan interesante, arriesgada y bien hecha como Cervantes contra Lope y emitirla luego casi de tapadillo el lunes, víspera de festivo. Lamentable que un producto tan bien hecho no llegara al millón de espectadores. Desde aquí les aconsejo encarecidamente que le echen un vistazo en la web de la Pública. La tv movie, que forma parte de la programación especial que está dedicando este año TVE a Miguel de Cervantes, con motivo del cuarto centenario de su muerte, narra el enfrentamiento entre Cervantes y Lope de Vega –a los que dan vida unos excelentes Emilio Gutiérrez Caba y José Coronado– debido a la publicación de la apócrifa segunda parte de El Quijote firmada por un tal Alonso Fernández de Avellaneda. Cervantes contra Lope podría haber sido un tostón, pero su director, el interesantísimo Manuel Huerga (Antártida, Salvador (Puig Antich)), y sus guionistas han rizado el rizo, rodando la historia como si de un falso documental se tratara, dejando hablar a cámara a sus protagonistas, Cervantes y Lope, pero también a figuras como Góngora, Quevedo y a otros escritores, literatos, editores y protagonistas del Siglo de Oro. Cervantes contra Lope es un acierto total. Lo único lamentable ha sido la poca valentía a la hora de programarla. Una pena.

Cervantes contra Lope – La 1 l Lunes, 22.30 h.

11

12 2016

De Tito Rober a Miguel Ángel

Urko Urbieta. Lo que va a conseguir Masterchef Celebrity por las carreras de Cayetana Guillén Cuervo y Miguel Ángel Muñoz no se lo deben de creer ni ellos. La edición deluxe del concurso de cocina está logrando unas audiencias excelentes y nos está haciendo olvidar esa sensación de déjù vu que ya muestra la versión con anónimos. Cuatro ediciones en cuatro años resulta, sin duda, agotador.
Los ingredientes de Masterchef Celebrity son los mismos que en sus ediciones hermanas. Pero el casting de esta primera edición con famosos es sobresaliente, donde destacan la actriz y presentadora y el ex UPA Dance. La primera, que ya tenía bastante camino ganado gracias a El ministerio del tiempo, ha conseguido que olvidemos su imagen gélida, gracias a su simpatía y buen humor. Pero el auténtico descubrimiento es el de Miguel Ángel Muñoz. El ‘tito Rober’ de Un paso adelante ha eliminado de un plumazo esa imagen de chuleta y de actor que lleva trabajando desde niño pero que nunca ha conseguido pasar de ser un guaperas con buena suerte y poco oficio, para mostrar a un alumno aplicado, buen compañero y con ganas de disfrutarlo todo. Si a esto le sumas la visita de su adorable yaya y de su profe del colegio, que le recordó las malas pelis que ha hecho, tienes a un merecido ganador de la edición. Al menos eso espero.

04

12 2016

Los malos también se enamoran

Urko Urbieta. Telecinco ha pasado la novela de Nieves Herrero, Lo que escondían sus ojos, por la thermomix del gusto de sus espectadores para dar a luz una miniserie, que a ratos parece un anuncio de Ferrero Rocher, otras juega a querer ser un melodrama clásico tipo Madame Bovary, e incluso intenta atrapar a los fans de El tiempo entre costuras, con una trama de espías bastante más interesante que la historia de amor de sus protagonistas. La miniserie cuenta la relación adúltera entre uno de los altos cargos del primer gobierno de Franco, el temible Serrano Súñer –aquí vergonzosamente dulcificado y al que venden como héroe romántico–, y la que fue musa de Balenciaga, la Marquesa de Llanzol. Olvídense de la España de postguerra. Que la mayor parte de los españoles estuviese pasando hambre y penurias en esa época importa más bien poco a los responsables de Lo que escondían sus ojos. Solo buscan mostrar una España franquista endulcorada, llena de fiestas, champán y trajes de alta costura. El primer capítulo, con una dirección acartonada de Salvador Calvo, se beneficia de una excelente Blanca Suárez y un competente reparto de secundarios. Eso sí, el flojísimo trabajo de Rubén Cortada (ay, ese acento que se le escapa a ratos) y la nula química con su partenaire arruinan los pocos logros de la serie.

27

11 2016

Adiós al turno de noche

Urko Urbieta. Quince años y 317 capítulos después, C.SI. Las Vegas ha puesto punto y final a su periplo televisivo con un episodio de hora y media que ha optado por el reencuentro de los personajes míticos de la serie, como Gil Grissom y Catherine Willows, dejando los crímenes en un plano más secundario. No me ha parecido un error, es más, creo que el final de esta ficción pedía a gritos cerrar tramas personales y despedir a sus personajes por todo lo alto. La película de CSI comienza con la detonación de una bomba en el casino Eclipse, propiedad de la exforense Catherine Willows. El personaje de Marg Helgenberger, junto al de William Petersen (Gil Grissom) son algunos de los clásicos de la ficción que vuelven a Las Vegas para ayudar a Sara Siddle (Jorja Fox) ha resolver el caso en el que, cómo no, la inolvidable Lady Heather (Melinda Clarke) vuelve a ser una de las sospechosas. Así ha sido el capítulo final de los CSI’S más famosos de la televisión: nostálgico, con la esencia de las primeras temporadas de la serie, y una frase final de Grissom inolvidable: «Había perdido mi fe en la humanidad, pero ahora se restaura mi fe en el ser humano». Adiós, y gracias a todos por los servicios prestados.

20

11 2016