Archivos en ‘Urko Urbieta’.

‘Apaches’, una historia de venganza

11

01 2018

Urko Urbieta. El estreno de Apaches por A3 se ha hecho de rogar. Es más, por primera vez se ha dado la curiosa circunstancia de que una serie de producción 100% española se haya visto antes en el extranjero que en España, gracias al acuerdo de Atresmedia con Netflix. Por qué ha guardado A3 esta serie durante tres años no parece deberse a que la ficción, que nos traslada a los 70 y a los 90 con acierto, sea fallida. El primer episodio, dirigido por Daniel Calparsoro, muestra más aciertos que errores: un gran casting, una ambientación y fotografía sobresalientes, y una historia de venganza que promete alejarse de clichés. La historia de Apaches arranca cuando Miguel (Alberto Ammann) decide vengarse de los socios de su padre, que le han dejado hasta el cuello de deudas. Para ello, se dedicará a atracar sus negocios con la ayuda de Sastre (Eloy Azorín), su amigo de la infancia. El único problema de la serie, que adapta una novela Miguel Sáez Carral, es su formato: una película o una miniserie funcionarían mejor con estos mimbres que una larga temporada de 12 episodios.

Etiquetas: , ,

La eterna pesadilla de las galas de Navidad

08

01 2018

Urko Urbieta. Va a ser cierto que pongo a caer de un burro a TVE. ¿Qué quieren que les diga? Si no me lo pusieran tan fácil, no lo haría. Mi nuevo dardo a la pública va dirigido a En Reyes, ilusiónate, la gala especial que La 1 emitió la víspera de Reyes, supongo, para hacer que los más peques de la casa se fueran a la cama antes de soportar semejante sufrimiento; porque los pocos chavales que la siguieron, pobres, debieron de sufrir pesadillas toda la noche. ¿Cuándo entenderá el ente que este tipo de galas están trasnochadas y huelen a naftalina? Si al ya de por sí caduco formato de programas evento en el que caben actuaciones de todo tipo y color, musicales y supuestamente cómicas, le sumas la presentación de Anne Igartiburu y Edu Soto –ese cómico que se hizo famoso con su personaje del ‘Neng de Castefá’, ahora reconvertido en presentador y cantante ‘pá los niños’–, tienes un resultado catastrófico. Del inolvidable Sergio Dalma, pasando por las horrendas Sweet California, todo aderezado por el acompañamiento de los Lunnis… Señor, ¿qué hemos hecho para merecer esto?

Deseos televisivos para 2018

02

01 2018

Urko Urbieta. La época navideña no es el mejor momento para ver televisión, y como esta columna no sirve para hablar de cine, me veo en la obligación de lanzar un par (mallorquín) de deseos televisivos para el 2018. A Televisión Española le pido más criterio a la hora de contratar programas. Es decir, más series como Traición y menos como La Pelu o iFamily. Y no, su primera ficción para 2018, Sabuesos, va por el mal camino. Solo de pensar en su premisa –un detective novato resuelve casos gracias a su perro que habla– me produce más terror que gracia. Ahh, y que las próximas galas de Operación Triunfo empiecen a subir como la espuma. El programa lo merece. A Telecinco le rogaría que se olvidara de una vez de sus realities –el fracaso de GH Revolution es un ejemplo del cansancio de estos formatos–, y que Vivir sin permiso, su nueva serie con José Coronado y Álex González, sea tan buena como aparenta. A Antena 3, que estrene por fin la ambiciosa La catedral del mar, y a laSexta, que siga en su línea de ofrecer información y debate. ¿Es mucho pedir?

 

Etiquetas: , ,

Un mar de lágrimas

27

12 2017

Urko Urbieta. No soy Rappel pero me da que TVE va a terminar matando el formato Masterchef, algo así como su gallina de los huevos de oro, con tanta edición consecutiva. El estreno de la quinta edición de su versión Junior este miércoles se saldó con un resultado a la baja respecto a otros años: un 14,3 % de share. El abuso de la lágrima fácil de la edición mini siempre ha sido lamentable, pero esta temporada parecen ir a degüello con tal de convertir a sus participantes en un mar de llantos. ¿Es necesario hacer sufrir a estos minichefs de semejante manera? Cierto es que la versión Junior del formato nunca ha funcionado igual de bien que las demás. Esta versión siempre se ha sustentado en lo pizpiretos que son los chavales protagonistas. El problema es que parecen haberse olvidado de ser naturales. Vamos, si una de las participantes se vendía como ¡estrella youtuber! A la espera de más escenas dramáticas dignas de una película de Greta Garbo, les diría que voy a abandonar el programa… pero no quiero engañar a nadie. Masterchef engancha.

 

Soltero y superficial en la vida

19

12 2017

Urko Urbieta. Solteros en busca del amor, interacción constante con las redes sociales y Nuria Roca, una presentadora con gancho, al frente del espacio. Eso prometía Cuatro antes de estrenar el pasado martes Singles XD, el enésimo programa de citas que copa su parrilla. Pero vistos solo 25 minutos de semejante engendro –lo siento, no pude soportarlo más tiempo–, lo que la cadena ha intentado colar al espectador es un nuevo Mujeres y Hombres y Viceversa con actorcillos recién salidos de una cutre escuela de interpretación, que no saben qué es la naturalidad, pero sí tienen matrícula cum laude en postureo de Instagram.
La dinámica del dating show es tal que así: cinco jóvenes singles, que es más cool que decir solteros, reciben cada tarde en su casa-plató a posibles candidatos para conquistarles. Los pretendientes irán entrando y saliendo y los espectadores podrán participar con sus comentarios en las redes sociales. Dudo que a alguien de más de 20 años semejante programa pueda interesarles. Pero lo lamentable de todo esto es ver a Nuria Roca haciendo el ridículo. Eso duele.

El giro de la pública

13

12 2017

Iris Luque. No soy de seguir ningún reality ni talent show, pero puede que a partir del lunes que viene traicione mis principios y le de una oportunidad a esta edición de Operación Triunfo. Se preguntarán que tiene esta edición que me haya hecho cambiar tanto mi visión de este tipo de talent shows. Y lo que me ha ganado es la aceptación a la diversidad y el compromiso de comunicarlo. Sí, el lunes se produjo un momento histórico en la televisión pública al emitirse en directo el beso entre dos concursantes masculinos: Raoul y Agoney. Anteriormente, otra concursante salió en una gala con su novio transexual, visibilizando al colectivo con cada mimo que se hacían. Estoy muy contenta de este giro radical que está cogiendo Televisión Española. Puede que esta tendencia abierta e inclusiva corresponda a un experimento de la cadena pública para ver qué tal funciona este tipo de contenidos. En lo que respecta a mi, desde luego, ganarán una espectadora si siguen apostando por este tipo de contenidos que, en el fondo, no son más que un reflejo de la sociedad actual.

Etiquetas: , ,

Los malvados molan

11

12 2017

Urko Urbieta. Familias acaudaladas enfrentadas, hijos ilegítimos, asesinatos sin resolver y puñaladas traperas. Con estos ingredientes se intenta hacer un hueco en la parrilla de los martes Traición, la nueva serie de La 1 y la productora Bambú (Velvet, Gran Hotel), que bebe de ficciones como Gran Reserva. ¿Consigue el aprobado? Por supuesto. Al menos en sus dos primeros episodios sabe jugar sus cartas: un culebrón fino con excelentes actores y una duración exagerada que, ¡milagro!, no aburre. La serie sigue a la familia Fuentes, propietaria de uno de los bufetes de abogados más prestigiosos del país. El anuncio de la enfermedad del patriarca y los movimientos de poder sacarán la podredumbre tras esa capa de felicidad. Lo mejor de Traición es, sin duda, su excelente reparto, repleto de caras muy conocidas, que saben en qué tipo de ficción están y lo que se espera de ellos. Mención especial para Ana Belén, en su regreso a televisión, que juega a ser la nueva Carmen Orozco, a la que dio vida Concha Velasco en Herederos. Eso sí, le falta más mala leche y maldad para poder compararse a esa villana.

Etiquetas: , ,

El ‘sorpasso’ de ‘Operación Triunfo’

07

12 2017

Urko Urbieta. Mucha gente se pregunta si la nueva edición de Operación Triunfo es un éxito viendo sus resultados de audiencia. Con algo más de dos millones de espectadores, queda lejos de aquellos estratosféricos resultados de antaño, cuando llegaba a reunir frente al televisor a más diez millones de españoles. Pero los tiempos han cambiando y el éxito se mide de muchas otras formas. La Pública ha dado en la diana con la resurrección del formato. Ahora mismo es su programa de prime time de más éxito, con diferencia. Pero, sobre todo, porque OT arrasa en redes sociales, el canal 24 horas en un hervidero de fans y porque está consiguiendo que el público joven, que parecía perdido totalmente para el Ente, vuelve a sintonizar la Pública. Y la culpa de todo esto la tiene su magnífico casting de concursantes, del primero al último, y un equipo de profesores entregados al 100×100. La nota discordante de esta edición es que resulte más ameno seguir el 24 horas, que los programas de los lunes. Siete galas después, fallan los vídeos y el jurado. No todo puede ser perfecto.

El personaje Mejide

04

12 2017

Urko Urbieta. Risto Mejide, el polémico publicista reconvertido en star televisiva, gracias a sus sangrientos comentarios como jurado en las ediciones de Operación Triunfo de 2006, 2008 y 2009, no parece tener fecha de caducidad, como muchos augurábamos. Tras pinchar con aquel olvidado G-20, que duró tres meses en la parrilla de Telecinco, y este mismo verano con All you need is love… o no, esa especie de Lo que necesitas es amor del siglo XXI, ha sabido mutar y transmutar en entrevistador con carácter: de Viajando con Chester (Cuatro), pasando por Al rincón de pensar (A3), hasta volver con el rabo entre las piernas a Mediaset con un remozado Chester. Parece que hay Risto para rato en la pequeña pantalla. La nueva temporada de Chester no innova nada. El programa sigue estando canibalizado por la presencia del publicista, que impone su presencia y sus frases llamativas. No acepta que es un mero conductor: tiene que tener mucha presencia en ese supuesto diálogo de tú a tú. Vista alguna de sus entrevistas, siempre me pregunto lo mismo: ¿Risto Mejide es así o solo un personaje?

Las lágrimas de Inma Cuesta

30

11 2017

Urko Urbieta. Cómo reaccionarías si descubres que el vuelo en el viaja tu marido sufre un accidente sin supervivientes? ¿Y si su nombre no aparece en la lista de pasajeros? Esta es la premisa de El accidente, la nueva apuesta de ficción de Telecinco, que estrenó el martes con excelentes datos de audiencia. Lo primero que hay que agradecer a la nueva serie de Globomedia es que se empeñe en crear un universo rico en tramas y personajes alrededor de Lucía (Inma Cuesta), que se embarca en un viaje plagado de secretos y mentiras con tal de descubrir qué le ha ocurrido a José (Quim Gutiérrez). Sin duda, el notable trabajo de Cuesta –a la que hay que reivindicar más como la mejor actriz de su generación, a pesar de que le hayan negado el Premio Goya hasta en tres ocasiones– es lo mejor de la serie, bien arropada por un reparto de competentes secundarios. En el lado negativo, un primer episodio en el que al intentar enriquecer tanto el entorno de la protagonista, la intriga ha resultado confusa para el espectador. Eso sí, solo por su imagen final, bien vale seguir con ella.